Skip to content

Perroflautismo extremo: La Tabacalera de Lavapiés. ¿Los políticos están locos o qué?

noviembre 3, 2010

Ya conocía desde hace un tiempo las actividades de La Tabacalera de Lavapiés pero lo que ha suscitado mi reflexión/cabreo, ha sido el visionado del siguiente vídeo de Agora News:

¿Cómo es posible que un Ministerio (supongo que el de cultura, aunque me creería cualquier cosa) con la que está cayendo, ceda este enorme edificio a un “Centro Social Autegestionado” para que todos los perroflautas del lugar practiquen skate, fumen porros (y hagan apología de las drogas, como podemos comprobar en el vídeo) y se realicen “actividades culturales” de buenrollito? ¿Con la que está atravesando este país, no se encuentra mejor uso a ese descomunal espacio? ¿Está la cosa como para destinar cientos de metros cuadrados y gran cantidad de infraestructuras a actividades totalmente improductivas, por decir algo suave?

Porque será todo lo “autogestionado” que se quiera, pero me da la sensación de que por lo menos, el hosting de la página web en la que se encuentra alojado el sitio del centro, lo pagará alguien ¿no? Miedo me da pensar de dónde sale ese dinero. Pero mucho me temo que todos sospechamos la respuesta. Incomprensibles ciertas cosas que se ven en España, de verdad.

La educación necesita un cambio de paradigma

noviembre 3, 2010

Excelente vídeo de la serie RSA Animate (rigurosamente subtitulado en español) sobre las ideas al respecto del cambio de modelo educativo que propone Sir Ken Robinson.

Después de verlo, me quedo con la sensación de que incluso muchas de las reivindicaciones de cambio de modelo educativo que se proponen en España son demasiado conservadoras en comparación con el verdadero cambio de paradigma que se propone en el vídeo. Y desde luego es cierto que la enseñanza en los países occidentales ha gravitado siempre sobre el mundo laboral, “industrializando” como bien dice Robinson los métodos pedagógicos, y centrándose en insertar a los alumnos en un puesto de trabajo a su salida del colegio o la Universidad. Y precisamente por eso, cuando vemos que ni siquiera se consigue ese objetivo (sobre todo en el caso español) sería el momento de plantearse si lo que de verdad necesita el modelo es un cambio de arriba a abajo, una renovación radical con una visión más global del problema (y de las soluciones) afrontando la educación desde una perspectiva más general, convirtiéndola en un instrumento para el cambio social, que ya va siendo hora.

Ramoncín indefendible. (No lo he podido evitar II)

octubre 28, 2010

Bueno, una vez más, esta es una de esas en las que te tiras al teclado como reacción casi involuntaria tras ver o leer algo. En este caso ha sido al ver y escuchar esto:

Los que os pasáis por aquí frecuentemente, sabréis que siempre he sido defensor de los derechos de los autores (que no del canon, por ejemplo, que por cierto es probable que sea tumbado por la UE), pero también soy de los que piensan que, en cierta medida los derechos, lo mismo que el respeto, es algo que se gana, no algo que nos es dado porque sí. En este sentido, no veo como alguien que perpetra un atentado musical del calibre que se puede ver arriba de estas líneas puede tener derecho alguno a nada (ni de autor, ni de otro tipo). Si acaso a que los herederos del legado de Cobain le den de hostias de la misma manera que el mismo Ramoncín le arreaba a aquel periodista no recuerdo exactamente a cuento de que (hostias simbólicas, se entiende, que la violencia casi nunca es justificable). No obstante, suerte tiene de que desgraciadamente Kurt Cobain ya no se encuentre entre nosotros, porque no hubiera sido extraño que si hubiera conocido de esto, seguramente hubiera intentado buscar al tal Ramón de la manera más rápida posible para estamparle una galleta en los morros, y esa dudo mucho que hubiera sido simbólica, que este no se andaba con chiquitas, a pesar de estar como un cencerro (o precisamente por eso).

En fin, que ahí queda eso, y lo dicho: no es fácil defender a este hombre, desde luego (que no es que yo lo haya pretendido nunca, pero bueno…por si alguien lo dudaba).

Blogeros ilustres y medios de comunicación

octubre 20, 2010

Hace poco El Desclasado, en esta entrada debatía acerca de la evidente falta de independencia de los medios de comunicación en España. La conclusión, era que en contra de lo que en un primer momento puede parecer, esta dependencia de los medios no sirve a intereses políticos (tal vez es esto lo que quieren hacer ver a los ciudadanos los mass media) sino que simplemente los grandes grupos empresariales de comunicación españoles, se venden, como no, al poderoso caballero don dinero, en una estrategia de confundir a la opinión pública, la mayoría de las veces desconocedora de los movimientos chaqueteros que describe El Desclasado en su post.

Salían a colación también en la entrada citada, aunque de manera genérica, lo que varios de los comentaristas del post damos en llamar “blogueros ilustres”, refiriéndonos con ello a guruses de la Internet patria, emprendedores de dudosa reputación y procedencia con blog, o aspirantes a expertos de algún campo que (al menos de momento) no dominan ni de lejos. Con esta combinación de elementos (medios de comunicación y blogeros) vino inmediatamente a mi mente un post de un blog que personalmente sigo bastante: El blog de Enrique Dans sin censura. Es un blog peculiar, en el que simplemente, podemos encontrar los post del autoproclamado gurú de las tecnologías de la información del mismo nombre, debido a que en su blog somete a censura los comentarios que no casan con sus ideas. Este hecho, su falta de acierto en sus predicciones, sus incoherencias (que están listadas en la barra lateral del blog de “Enrique Dans sin censura”) y el dato de que su titulación en realidad es de biólogo, ya nos pueden dar una idea de la clase de “experto” ante el que nos encontramos. Esto no obstante, no le impide ser llamado a toda clase de conferencias, publicar libros (sorprendentemente en papel) y publicar artículos en varias revistas y periódicos de relativo prestigio (si es que queda alguno de esos en España).

El post al que me refería es bastante ilustrativo, porque creo que representa muy bien el estado actual tanto de los medios de comunicación tradicionales como la línea que siguen estos “blogueros ilustres”, incluso la relación entre ambos. Como vemos en los comentarios del citado post, referidos a la entrevista que concede el propio Enrique Dans a la periodista/becaria Cristina Arredondo, la entrevistadora mantiene que un post de Enrique Dans criticando a la aerolínea Air Europa, produjo un inmediato descenso en la cotización de las acciones de esta empresa en bolsa. Obsérvese (y esto es muy significativo en mi opinión) que Dans no comenta nada al respecto, ni en la entrevista en papel ni en su propio blog, hasta que alguien le advierta a Dans de que…¡Air Europa ni siquiera cotiza en bolsa! Ante esto, Dans tiene que admitir que la periodista…¡se había hecho eco de una noticia falsa que la entrevistadora había dado por verdadera no sabemos como!

El asunto da una idea de en que se ha convertido el periodismo en nuestros días. No ya solo carece de independencia por los motivos que muy bien describía Desclasado, si no que además da una y otra vez la sensación de que las redacciones están dominadas por una pandilla de becarios low cost que acuden repetidamente a Internet para proveerse de información cuya veracidad, como podemos comprobar, no se molestan en comprobar. Por su parte, muchos de los blogeros ilustres, se dedican a la demagogia y a ofrecerle a sus lectores lo que quieren escuchar, conscientes de la falta de espíritu crítico de la mayoría de éstos. Mientras tanto se dedican a intentar predicar una ideología que como siempre, obedecerá a intereses empresariales. De hecho, el propio Enrique Dans posee participaciones en empresas del sector on line, de ahí su interés en denostar todo lo que se interponga en el camino de esa mal llamada “nueva economía” que mal entendida y gestionada, nos llevó, entre otras cosas en su momento, a la burbuja de las .com y la posterior crisis financiera de ella derivada.

De la responsabilidad moral y social de los empresarios

octubre 14, 2010

Llevaba tiempo queriendo hablar de este tema, el de la responsabilidad moral y social de los empresarios, sin saber exactamente la manera en que quería hacerlo, cuando prácticamente por casualidad di con un post de Carlos Blanco que me hizo reflexionar sobre este tema y sobre otros más que lo tocan tangencialmente. Carlos Blanco tiene toda la pinta de ser un tipo bastante peculiar (aunque admito que solo es una especulación, puesto que no tengo el gusto de conocerle). Se le supone un empresario “2.0” de éxito (aunque el éxito es muy relativo, y yo no me atrevería a calificar a una empresa de exitosa sin al menos ver su balance de situación, qué menos). Y digo que es peculiar porque entre otras cosas se dedica a publicar post (como por ejemplo este) en el que permite que comentaristas anónimos le pongan verde tanto a él como a su empresa. En fin, supongo que al menos en eso tenemos algo en común. El caso es que, en el primer post que enlazo de su blog, encontré como digo, ciertos comentarios y ciertas actitudes que me dieron que pensar. Resumiendo el hecho que me llevó a esos pensamientos; aparece un comentario en el que se deja caer la falta de profesionalidad de alguno de los trabajadores de una de las empresas que se cita el artículo, “acusándole” de haber adquirido un coche de 100.000 euros:

Está claro que gente como el gran experto Sergio Escoté, que se compra un coche de mas de 100 mil euros, hacen que grupo intercom cada día sea mejor!!!

Casi inmediatamente el resto de comentaristas hacen sus pesquisas, y acaba dándose con un post del propio Escoté en el que él mismo alardea de su compra y posa junto a su vehículo de la siguiente guisa:

No voy a comentar nada acerca del post de Escoté, porque se comenta a sí mismo, pero es curioso como a veces es difícil distinguir, como reza el dicho, la ética de la estética. Que quede claro desde ya, para los que usan contra-argumentos facilones y tópicos, que aunque no me gusten los coches, el vehículo del tal Escoté me produce una envidia descomunal, indescriptible. Pero volvamos a como se desarrollan los acontecimientos en el blog de Blanco, al sacar a colación el “Escoté affaire”. Ante las alusiones a Sergio, aparece él mismo (supongo que es él el que comenta bajo el nombre de “Sergio Escoté”) declarando:

Es extremadamente lamentable que siempre que salga una referencia de Intercom salte siempre el mismo sujeto (obviamente no hay que ser muy inteligente para ver que es una misma persona -la próxima vez pon más ingenio en inventarte nicks más creíbles-). Desconozco de si se trata algo personal o pura envidia, pero hijo, cansas ya…

No te debería ni de contestar, pero en el mundo real cada ser humano se gasta su dinero en lo que le da realmente la gana, unos se compran una casa, otros un coche y otros se pegan un viajecito a la otra punta del mundo cada año. Yo, que para algo he empezado a trabajar a los 14 años, y he podido combinar mis responsabilidades en Intercom con mi propia empresa personal que va realmente bien, pues quizás me puedo permitir privilegios que otros a mi edad no pueden, ¿acaso no te parece justo? me he comprado un coche de cien mil euros, ¿y qué? ¿eso justifica que soy una persona cruel y mala? pues mira, quizás tengo demasiado buen gusto por las cosas…

Ah, ¿y qué será lo próximo? ¿Sergio Escoté se ha gastado 2 millones de euros en una casa de diseño? pues ves asumiéndolo, por aquí cada uno lucha y trabaja por sus sueños, valgan más o valgan menos.

Es decir, esgrimiendo los argumentos de siempre, que tienen el mismo peso de siempre: que si trolls, que si todos sois los mismos con diferente nick, que si la envidia es muy mala…

El post lo remata el anfitrión Blanco sentenciando de esta manera:

Hola Sergio

Ni puto caso, mirate otros posts mios (como los ultimos de dominios) y verás que estos trolls son gente cobarde, fracasada y con muchos problemas psicologicos. Sabes que mis normas son aprobar todo, salvo que sea ilegal, a mi “me dan vida” estos trolls, me lo paso bien …

P.D.: Creo que tras ver tu R8 blanco al final también me lo compraré de ese color, tenía dudas entre rojo y blanco. Cuando lo tenga, ya te avisaré para irnos a dar un paseo hasta Alemania

A partir de aquí, viene mi reflexión. Y quiero que quede claro que no conozco personalmente a ninguno de los aquí citados, así que me tendré que limitar a interpretar de la mejor manera que sepa sus palabras. Desde luego yo defiendo el derecho de las personas físicas y jurídicas a prosperar y a hacer dinero, todo el que sean capaces. Pero mucho me temo que ese derecho, plantea una serie de consecuencias a nivel colectivo y social, cuya repercusión va más allá del ámbito personal de los respectivos empresarios. Lo primero que se me vino a la cabeza cuando leí la historieta que describo, es que efectivamente, los empresarios tienen todo el derecho del mundo a enriquecerse hasta donde les permitan su inteligencia y sus recursos (negar este derecho nos llevaría a un comunismo recalcitrante que ya hemos visto a donde lleva, en la mayoría de las ocasiones), pero el problema viene cuando este enriquecimiento se hace “a cualquier precio”, es decir, sin tener en cuenta el bienestar no ya de la sociedad en su conjunto (situación sin duda ideal, pero tal vez algo utópica) si no al menos del resto de las personas que trabajan en la empresa. Es decir, un empresario es libre para comprarse un Ferrari o 10, si su economía se lo permite, pero la pregunta es: ¿es esto ético o incluso aconsejable desde el punto de vista de la gestión empresarial si esos coches se pagan a costa de salarios de miseria para los trabajadores, dejar de dotar provisiones para cuando vengan las “vacas flacas”, o si implican el descarte de inversiones para afianzar la posición de la empresa, por poner solo tres ejemplos? Asumir un “sí” a esta pregunta, tal vez nos pone en el otro extremo del comunismo (o en el mismo, según se mire): en la cultura del pelotazo que tanto daño ha hecho a España en estas décadas que nos han llevado a la mayor depresión económica de los últimos tiempos. Quede claro que no es mi intención juzgar a ninguno de los aquí aludidos, si no plantear una pregunta o reflexión más general, pero lo que más chirría, en mi opinión, en las declaraciones tanto de Escoté como de Blanco es ese despreciativo “ni puto caso”, que da a entender un “nosotros a lo nuestro, y los demás que apechuguen como puedan”.

Por otro lado, e insistiendo una vez más en que no me refiero a las personas aquí aludidas, no estaría de más que empresarios a los que se les supone una responsabilidad al menos para con sus empleados, supieran guardar las formas y la estética, dando una imagen más seria de la clase empresarial que seguro nos beneficiaría mucho como sociedad. Aunque claro, tal vez eso es mucho pedir, en un país en el que campan a sus anchas Belenes Estébanes, Julianes Muñoces, y demás fauna.

Sería muy triste, que como algunos ya insinúan, la Reforma Laboral no sirva para aumentar la calidad de vida de los trabajadores y de la sociedad en su conjunto, si no para elevar la rentabilidad del capital, y permitir que los que obtienen plusvalías del mismo se compren unos cuantos Audi o lo que gusten. Eso no haría más que aumentar las desigualdades de una sociedad que ya de por si tiene unas cuantas. Esperemos también que, por el bien de la sociedad, y atendiendo a la clasificación que hace José López Ponce en este magnífico post acabe habiendo en este país más emprendedores que buscavidas. Porque ese es uno de esos ratios que distingue a los países serios de los que no lo son tanto.

UGT y las mentiras de la crisis: el retorno de Chiquilicuatre

septiembre 14, 2010

Tercera entrega de los vídeos con los que UGT pretende calentar el ambiente para la huelga general:

Después de los vídeos anteriores, y después del impacto que supuso para mi contemplar el primero, voy a hacer un esfuerzo de intentar analizar lo que nos quiere dar a entender UGT con todo esto, y cuáles podrían ser sus intenciones. Si uno es capaz de abstraerse de la puesta en escena de Chiquilicuatre y compañía (no es fácil, pero supongo que debe hacerse) e intenta ir al fondo del mensaje, podemos ir extrayendo algunas conclusiones.

Por muy chirriante que nos pueda parecer tanto el tono como la escenificación de los vídeos de UGT, tal vez hay que pensar que persiguen un objetivo, y que pueden estar más planificados de lo que parece. De hecho, es obvio que UGT pretende algo con todo esto. Reflexionemos. ¿Cuál podría ser el “target” que el sindicato pretende cubrir? No debemos cometer el error de girar alrededor de nosotros mismos, y pensar que el español medio es un tipo que escribe blogs, que los lee, que busca información independiente para formarse una opinión y contrastarla. Y si el español medio no es así, el parado medio, mucho menos todavía. Yo abomino de la música de digamos, Melendi o Camela, pero ahí están, vendiendo cientos de miles de discos y llenando conciertos. A mi Chiquilicuatre me puede parecer un engendro patético, pero…¿cómo puedo estar seguro de que al “target” de UGT le parece lo mismo? Amigos, hay una España profunda y cuya existencia a veces es duro de admitir…pero esa España existe. Tal vez UGT ha renunciado a convencer a cierto sector de la población, porque es consciente de que lo ha desencantado de tal manera que no le merece la pena gastar energía y recursos en ganárselo. Y evidentemente ese sector de la población son los lectores de blogs, los pintorescos españoles que todavía leemos prensa escrita, o esos extraños objetos llamados “libros” que los jóvenes intentan meter en sus iPods, esos ciudadanos que navegan de una web a otra, de un artículo a otro, desenmarañando las opiniones, juzgándolas, comentándolas entre ellos, para llegar a una idea lo más cabal posible de lo que está pasando. Aunque no lo descarto, me extrañaría ver a un fan de Chiquilicuatre o de Belén Esteban haciendo todos esos ejercicios intelectuales, pero…¡eh! un momento…¡las audiencias dicen que Esteban arrasa, y a Punset lo ven cuatro gatos! ¿De verdad creen que los parados del sector de la construcción son fans de “Redes”, o más bien compran el Marca todos los días? Los canis y jennies que son explotados laboralmente en talleres mecánicos, peluquerías y supermercados…¿compran el suplemento cultural de El País o de El Mundo? ¿O más bien escuchan a Camela, Melendi y Estopa? ¿Con quién se identificarían más todos estos (grandes) sectores de la población, con Punset o con Chiquilicuatre? Porque algo me dice que ahí está la clave.

UGT no aspira a convencer a los desencantados treintañeros que eran universitarios cuando los sindicatos capitulaban ante la banca y los partidos políticos rebajando las condiciones laborales a cambio de mariscadas. Esos ya son una generación perdida para ellos. Aspiran a convencer a los que pueden, a los que están en lo más bajo de la pirámide, tanto por edad como por nivel social. Solo esos sectores, fácilmente manipulables por la (ausente) educación que se les ha dispensado pueden tragarse un cuento tan burdo y maniqueo como el que UGT propone en estos vídeos. Esa es la esperanza del sindicalismo en España. No por triste deja de ser cierto.

UGT y Chiquilicuatre contraatacan

septiembre 9, 2010

Segundo vídeo de la serie de UGT, con la que si cabe, se crea más confusión que con el primero. Ni idea de lo que el sindicato pretende conseguir con estos engendros audiovisuales, tal vez se trate de una especie de guerra psicológica contra Dios sabe quien, para vete tú a saber qué. Curioso que UGT no permita los comentarios en Youtube en la versión “oficial”. Sin embargo, como era de esperar, alguien ha colgado el mismo vídeo con los comentarios abiertos, para que los que tengan el valor de visionarlo puedan despacharse a gusto con Chiquilicuatre, UGT, Zapatero, los capitalistas, los proletarios, la izquierda rancia, la derechona o su puta madre en bragas. Después de los cuatro minutos y pico que dura el vídeo, sus ideas sobre el capitalismo, el sindicalismo, e incluso la nación española habrán cambiado para siempre. No digan luego que no se lo advertí.