Skip to content

La lotería del mercado laboral (II)

agosto 9, 2010

Discutía en la anterior entrada acerca de los efectos que el trinomio globalización-descentralicación-tecnificación podría estar teniendo en la destrucción de puestos de trabajo de economías como la española, cuando José Luis Ferreira sacó a colación el tema de la polarización del mercado laboral, en referencia a los trabajadores cualificados y no cualificados, respecto a su capacidad para usar la tecnología:

Yo creo que el problema del futuro es la polarizacion del mercado de trabajo. No estoy pensando en la sociedad española con su polarizacion en los contratos, sino en la polarizacion entre trabajadores con alta productividad y trabajadores con baja.

Los primeros seran personas cualificadas, indispensables para el empresario, que estaran bien remuneradas y que podran imponer sus condiciones. Sabran diseñar y manejar las maquinas. Los segundos seran los no cualificados, con los que ocurrira lo contrario.

En este punto desde luego coincido con su diagnóstico, aunque me gustaría matizar algunos aspectos, puesto que lo que no está tan claro para mi son los efectos de esta “polarización” de cara a los trabajadores. Porque podría deducirse que este escenario lleva inmediatamente a la conclusión de que “los que manejan y diseñan las máquinas” tendrán salarios superiores en mucho a los que no saben ni manejarlas ni diseñarlas. Ignoro si esto será así en el futuro, pero mucho me temo que en el presente no está sucediendo tal cosa. Nunca olvidaré una conversación que tuve con un trabajador (mantendremos la empresa en el anonimato) al que le habían comunicado su despido unas semanas antes. Llevaba 28 años trabajando para esta empresa, demos la pista que es un gigante del sector audiovisual, y en un momento de nuestra charla me lanzó una frase que se me quedó clavada: “la diferencia de salario entre trabajar en McDonalds haciendo hamburguesas y trabajar de ingeniero no llega a los 200 euros”. Es decir, que la diferencia entre esos trabajadores a los que se refiere José Luis como “de alta cualificación y productividad” y otros de “baja cualificación y poca productividad”, es en la España del 2010, de unos escasos 200 euros. Podría narrar decenas de casos de conocidos que se encuentran con la misma situación, pero para no aburrir, simplemente podríamos resumir diciendo que los salarios actualmente no reflejan las diferencias de productividad y cualificación de una manera justa.

Por otro lado José Luis esboza un panorama en el que habría muchos puntos que matizar y precisar. Por ejemplo cuántos trabajadores, en proporción, se necesitarán para manejar las máquinas y cuántos para diseñarlas. Porque muchísimo me temo que los primeros serán enormemente superiores en número a los segundos. Por otro lado, no veo ninguna razón por la cual los que manejan las máquinas tengan que estar especialmente cualificados. De hecho, creo que en muchos procesos productivos los que “manejan” las máquinas, cada vez más se limitan a hacer clicks o pulsar botones, sin que sea necesaria mucha cualificación para tales tareas. Lo cual nos lleva al principio: los salarios se aplanan, porque este tipo de trabajos acaban convirtiéndose en “commodities”, y son puestos que el empresario puede cubrir con tremenda facilidad, haciendo outsourcing o descentralizando.

Por último, José Luis toca tangencialmente el tema de la educación, complicado donde los haya:

Para evitar que esto ocurra habra que procurar el acceso facil a la educacion y a la inversion en “capital humano”.

Sospecho que tanto una cosa (la educación) como la otra (la inversión en “capital humano”) son tomadas en esta frase de una manera un tanto idílicas. Por un lado da la sensación de que la educación es un proceso mágico mediante el cual se toma a un niño y se le convierte en lo que uno quiere. Cuando la realidad es que hay miles de circunstancias (desde genéticas hasta económicas y sociales) que impiden que todos los niños acaben siendo “altamente cualificados”. Con lo cual tal vez habrá que pensar en alternativas laborales para los que no pueden llegar al nivel de “diseñadores de máquinas”. Lo contrario llevaría a ese escenario que tanto le gusta a nuestro querido Santiago Niño Becerra de “insiders” y “outsiders” del mercado laboral. Es decir: uno en el que existen un conjunto de trabajadores que trabajan siempre y  otro conjunto de trabajadores que no lo hacen nunca porque “no son necesarios” (para el sistema productivo, se entiende). En cuanto a la inversión en “capital humano”, llegaríamos a lo que expuse más arriba: no se puede pretender que un ingeniero cobre 100 euros más que un camarero, puesto que esa situación lo único que consigue es desmotivar a los ingenieros e incentivarlos a que se conviertan en camareros.

En España, lo que se hizo durante los años de la burbuja inmobiliaria fue algo parecido: un albañil podía llegar a ganar 3.000 euros al mes, cifra que muchos “diseñadores de máquinas” no podían ni soñar. Pero claro, también es cierto que el albañil sabía manejar una máquina muy importante: la máquina de hacer dinero fácil.

Anuncios
8 comentarios leave one →
  1. Descla permalink
    agosto 9, 2010 3:14 pm

    Me meto en el jardín dejando claro de antemano, y disculpándome por ello, que no voy a poder seguir el posible debate por estar vacacionando y conectarme de cuando en cuando.

    Para mí lo que está ocurriendo es una estafa. Una mentira asumida inconscientemente por la población y dirigida por los que tienen el poder. Me explico: con la tecnología, la incorporación plena de la mujer al mercado laboral, y la traída de neoesclavos que se han de pagar ellos mismos el pasaje, llamados ahora “inmigrantes”, sencillamente el mercado de trabajo no da para todos a 40 horas semanales. Tan sencillo como eso. La tasa de paro perpetua no sólo es inevitable sino que irá a más. Ni especialización ni leches: somos muchos y la tecnología hace que haya poco trabajo a repartir.

    Muchos de ustedes, puede que estén 8 horas en el tajo y -salvo quien esté en una cadena o similar- ¿cuántas se tiran de escaqueo? ¿cuántas horas efectivas trabajan?
    Otros muchos de ustedes trabajarán en ficciones claramente eliminables: burocracias absurdas que nada producen. (No confundan ficciones con artes y cosas así que al cabo algo crean, aunque sea placer a la vista).

    La realidad es que sobra de todo y es un absurdo mantener la jornada de 40 horas semanales. Con que trabajásemos todos 20, 15, no sé cierto ahora, horas semanales trabajaríamos todos y se podría cobrar exactamente lo mismo e incluso más si se hiciera una correcta redistribución.
    Pero eso, no interesa… Interesa mantener la farsa, el paro, la angustia de no poder pagar la hipoteca… Es todo mentira.

    Saludos y siento no poder responder las posibles réplicas. Prometo que aunque tarde, cuando deje de vacacionar, contestaré con más datos o detalles si se me piden.

  2. agosto 9, 2010 3:46 pm

    Sobra gente cualificada, pero mientras en Alemania están solicitando a 36.000 ingenieros aquí los tenemos haciendo pizzas. El problema ya no es solo del salario sino del trabajo que está desempeñando cada cual en su puesto y si ese puesto es el que le corresponde o lo ha tomado por asalto.
    Saludos.

  3. agosto 9, 2010 5:18 pm

    Donde pone “maquinas” debemos referirnos a cualquier proceso productivo que requiera procesos un tanto elaborados, desde impartir una clase o conferencia hasta saber dirigir un equipo de trabajo, organizar una empresa o escribir un libro.

    La experiencia de ese ingeniero y de ese albanhil estan bien, pero todos los estudios dicen que, cuanto mayor es el nivel de formacion mayor tambien es el salario.

    Los puestos de trabajo que haya disponibles para mas o menos gente especializada depende, en gran medida, de cuanta gente haya mas o menos especializada. La cantidad de puestos de trabajo no es un parametro dado.

    Si mucha gente esta bien formada y sabe hacer muchas cosas, se haran mas cosas y se demandaran mas cosas. Habra menos gente con poca formacion y los trabajos intensivos en mano de obra seran escasos y bien remunerados si el acceso a la formacion y a lo que ella ofrece es facil (seran abundantes en caso contrario, que incluye la llegada continua de personas de fuera con escasa formacion).

    En Indonesia hay menos trabajos especializados que en Japon. Seria un error pensar que no puede haber todavia mas gente especializada en ese pais porque no habria trabajo para ellos. Es la falacia de la composicion, que tantas veces hay que senhalar en los argumentos economicos mal traidos.

  4. agosto 9, 2010 9:38 pm

    La experiencia de ese ingeniero y de ese albanhil estan bien, pero todos los estudios dicen que, cuanto mayor es el nivel de formacion mayor tambien es el salario.

    Sí…¿pero cuánto? Me refiero al caso particular de España. Porque el cuanto importa en el sentido de que tal vez no merece la pena dejarse la juventud delante de los libros para luego ganar ciento y pico euros más que el que no terminó la EGB en su momento. Y lo mismo el que no terminó la EGB gana más que el ingeniero, vía enchufe. Es la realidad que no retratan las estadísticas.

    Los puestos de trabajo que haya disponibles para mas o menos gente especializada depende, en gran medida, de cuanta gente haya mas o menos especializada. La cantidad de puestos de trabajo no es un parametro dado.

    Este párrafo o bien es una perogrullada (involuntaria entiendo, viniendo de ti) o es demasiado oscuro para mi. Lo de que “los puestos de trabajo que haya disponibles para mas o menos gente especializada depende, en gran medida, de cuanta gente haya mas o menos especializada”, pues eso, que no puede ser de otra manera, desde luego. Sin embargo lo que no acabo de entender es lo de “la cantidad de puestos de trabajo no es un parametro dado”. Supongo que te refieres a que la cantidad de puestos de trabajo depende de muchos factores, tanto económicos como sociales, de competitividad internacional, del “estado de la técnica”, etc. También me parece evidente, supongo que lo intentas explicar en el siguiente párrafo:

    Si mucha gente esta bien formada y sabe hacer muchas cosas, se haran mas cosas y se demandaran mas cosas. Habra menos gente con poca formacion y los trabajos intensivos en mano de obra seran escasos y bien remunerados si el acceso a la formacion y a lo que ella ofrece es facil (seran abundantes en caso contrario, que incluye la llegada continua de personas de fuera con escasa formacion).

    Efectivamente, eso podría ser verdad, pero volvemos a lo de antes: se harán muchas cosas, pero ¿a qué precio? y ¿qué salario percibirán los que las hacen? ¿Les llegará para pagar la hipoteca, como dice Desclasado? ¿Les dará para un plato de arroz y malvivir en una chabola? Esto es lo que ya no está tan claro. Ahora bien, la segunda parte del párrafo es la que ya me parece que da un pequeño salto mortal sustentándose en la nada: “Habra menos gente con poca formacion y los trabajos intensivos en mano de obra seran escasos y bien remunerados si el acceso a la formacion y a lo que ella ofrece es facil (seran abundantes en caso contrario, que incluye la llegada continua de personas de fuera con escasa formacion)”. Supongo que una vez más trasladas la explicación al siguiente párrafo:

    En Indonesia hay menos trabajos especializados que en Japon. Seria un error pensar que no puede haber todavia mas gente especializada en ese pais porque no habria trabajo para ellos. Es la falacia de la composicion, que tantas veces hay que senhalar en los argumentos economicos mal traidos.

    Tal vez habría que pensar que en Japón (por poner un ejemplo) habría más trabajos especializados si no fuera posible gracias a la tecnología que se descentralizaran esos puestos a favor de otros países a cuyos ciudadanos se les paga un 1o% que lo que necesita un ciudadano equivalente para sobrevivir en el mundo civilizado. ¿Es eso bueno o malo?. Aquí me da la sensación de que la clave es preguntarse: ¿para quién es bueno o malo? A ver si va a ser que siempre o casi siempre se benefician los mismos, y salen perjudicados también los de siempre.

  5. agosto 10, 2010 6:41 am

    “Sí…¿pero cuánto? Me refiero al caso particular de España. ”

    En los 90, mas de un 8% mas por anho de estudio. El articulo es un clasico. Seguro que hay actualizaciones, pero no estoy al tanto.

    “Este párrafo o bien es una perogrullada (involuntaria entiendo, viniendo de ti) o es demasiado oscuro para mi”.

    Espero que sea mas bien una perogrullada. Lo que digo es que no existe un numero fijo de puestos de trabajo especializados (ni de ningun otro tipo) que haya que rellenar con lo que haya en el mercado. La educacion y el saber hacer de la gente genera el que haya mejores puestos de trabajo.

    “Tal vez habría que pensar que en Japón (por poner un ejemplo) habría más trabajos especializados si no fuera posible gracias a la tecnología que se descentralizaran esos puestos a favor de otros países a cuyos ciudadanos se les paga un 1o% que lo que necesita un ciudadano equivalente para sobrevivir en el mundo civilizado.”

    Te ha salido un poco rara la redaccion. Entiendo que quieres decir que en Japon hay empleos cualificados porque en otras partes del mundo no los hay.

    Nada evidencia que esto sea asi. A Japon le vendria muy bien estar rodeado de paises ricos en Asia, como le viene bien a Alemania que el resto de Europa sea rica. A Europa le vendria de maravilla que Africa fuera rica. Serian mas caras las cosas intensivas en trabajo (el servicio domestico, por ejemplo), pero las intensivas en capital serian muchas mas y mas baratas. En este balance, la historia dice que estamos mejor si nuestros vecinos lo estan.

    Hablo de economia, claro, no de envidias ni que querer dominar belicamente a nadie.

  6. agosto 10, 2010 9:03 am

    (URL editada, era demasiado larga)

    Ah…los años 90…aquellos maravillosos años en los que triunfaban mis bandas de rock favoritas y la tasa de paro en España era la mitad que ahora…¿Quedan un tanto lejanos, verdad? Tal vez porque han pasado ya 20 años, y la situación (económica) no ha hecho más que deteriorarse. Primero nos vendieron la globalización, pero luego llegó la crisis del 93 y luego la crisis de la burbuja .com y así hemos ido saltando de crisis en crisis hasta la que nos tiene entretenidos ahora…

    ¿El estudio que citas concluye que por cada año de estudio suben los ingresos un 8%? ¿De verdad crees que en la actualidad los universitarios que salen licenciados de la facultad cobran un 40% más que los que no lo hacen? No sé, porque la verdad después de las burbujas inmobiliarias y bursátiles que me he mamado, ya no confío en los informes como antes. Todo leímos en su momento informes de que el mercado inmobiliario crecería sin límites que las acciones de compañías relacionadas con Internet subirían siempre su valor, yo llegué a escuchar de economistas serios y con libros en el mercado que “las tecnologías de la información acabarían con los ciclos económicos” y mil barbaridades más. Es significativo que ese informe que citas se base en los datos recogidos en los años 90, me recuerda a cuando los analistas de los bancos te mandan “estudios” por correo en los que muestran las gráficas bursátiles de las acciones de sus bancos, y muestran solo el tramo ascendente, y se dejan fuera las caídas. Yo por mi parte, si me voy a la calle o le pregunto a mis conocidos, todo el mundo me dice que el dinero que gana cada vez le da menos de si. Incluidos los licenciados y los diseñadores de máquinas (que algunos de ellos están en el paro, por cierto, así que convénceles de que tendrían que estar ganando un 48% más que los funcionarios nivel D que los atienden en el INEM).

    Sin embargo la frase que más me ha llamado la atención de tu comentario ha sido esta:

    Hablo de economia, claro, no de envidias ni que querer dominar belicamente a nadie.

    Yo hablaría más de injusticia y de timo que de envidia, mientras menos del 20% de la población se reparta más del 74% de la riqueza del mundo, y que el último 20% se reparta menos del 2. Me gustaría ver que cara se le pone a una madre africana que no tiene con que alimentar a sus hijos si le dices que deje de “envidiar” a ese 20% que ostenta el 74% de los recursos mundiales.

    Aunque ya puestos a justificar los razonamientos con emociones, tal vez podría verse el compromiso de 40 millonarios estadounidenses de donar el 50% de sus fortunas como una manera de calmar sus remordimientos con ese 20% de ciudadanos que viven en la pobreza extrema, a los que tal vez habría que decirles que si quieren tener un 40% más de ingresos deberían estudiar una carrera, o manejar o diseñar máquinas.

  7. agosto 11, 2010 10:33 pm

    Pienso que planteas el el problema desde un foco erróneo: Si un ingeniero sólo me produce 10 no le puedo pagar 15, ni tan solo 9.

    El problema de los sueldos de los altos titulados no está tanto en el mercado laboral como en el “mercado empresarial”: Si no se me ocurre como hacer que un ingeniero me produzca 20 no le podré pagar más que al vendedor de humo que me produce esos 20, seguramente a medio plazo tendré que cerrar la empresa del ingeniero al que no se como hacer que su trabajo me rinda.

  8. agosto 12, 2010 7:57 am

    Pues no te creas que estamos en desacuerdo en el fondo. De hecho, en lo fundamental coincido con tu exposición, si bien habría que puntualizar algunas cosas.

    Efectivamente, si un ingeniero produce 10, difícilmente el empresario podrá plantearse pagarle 15. Pero…¿no denota eso un problema? ¿No es un síntoma tal vez de que la estructura productiva no funciona? Lo que no puede ser es que los gobiernos lancen el mensaje de que lo que aquí hace falta es I+D+I y luego los ingenieros y los empleados de perfiles técnicos sean los parias de la empresa. Porque tal vez lo que pasa es que el director del proyecto nombrado a dedo por enchufe quiere cobrar 20, pudiendo solo cobrar 15 según tu planteamiento, y al final el que paga el pato es el ingeniero, que tiene que transigir y cobrar menos de lo que debería.

    Por otro lado, nos tenemos que plantear por qué aquí ciertos modelos no son posibles, y fuera de España si lo son. O por qué Alemania necesita importar ingenieros, y por qué aquí sobran. A ver si va a ser como tú dices, que al empresario “no se le ocurre” qué hacer para que el ingeniero produzca, pero a otros sí. Tal vez el modelo de vender humo es algo perverso, y lleva a una sociedad de pillos en la que el objetivo es vender motos y venderlas antes de que el comprador se de cuenta de que le han timado. Aunque bueno, eso fue lo que pasó durante unas décadas con los que vendían ladrillo. Pero…¿tiene futuro una sociedad así, que crea intencionadamente burbujas porque “no se le ocurre otra cosa”?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: