Skip to content

El delincuente Julio Alonso y su “Nación Red”

marzo 29, 2010

Varios días sin postear, que además han sido bastante moviditos por la Internet patria, como consecuencia de la aprobación en Consejo de Ministros (en Sevilla, el primero de la historia en la capital andaluza) del anteproyecto de Ley de Economía Sostenible, también conocido como la “Ley Sinde”, por contener en su disposición final primera una polémica referencia a una hipotética comisión administrativa que tendrá la potestad de ordenar el cierre de las webs que vulneren los derechos de autor en sus contenidos.

Sin esperar al recorrido parlamentario que todavía le queda a la Ley para aprobarse definitivamente, la reacción de los sectores más radicales e intransigentes de Internet (más que nada porque en ello les va el negocio) no se ha hecho esperar. La más manipuladora y “evangelizadora” (en las propias palabras de su creador) ha tomado la forma de blog-panfleto de Weblogs SL, capitaneado por nuestro querido Julio Alonso. En este blog, que intenta hacer demagogia a base de mentiras, podemos encontrar una falacia tras otra, como la que se despacha el Señor Alonso en este párrafo:

El Consejo de Ministros acaba de aprobar el proyecto de ley de economía sostenible y de anunciar que lo envía a las Cortes para su tramitación parlamentaria. Todavía habrá que agradecerles que no lo aprueben por la vía rápida mediante un Decreto-Ley. Han transcurrido tres meses y medio después de que el lobby internacional del copyright introdujese, en un Anteproyecto de Ley de Economía Sostenible que nada tenía que ver con la propiedad intelectual, una ominosa Disposición Final Primera destinada a cerrar impunemente páginas web sin intervención judicial.

El artículo es una pura patraña, puesto que no solo la Ley no dice en ningún momento tal cosa, si no que expresamente indica que las resoluciones de la comisión serán remitidas a un juez que velará por que no se vulneren derechos fundamentales con los hipotéticos cierres de webs. Pero claro, el tontiastuto Alonso cuenta con que casi ninguno de los “internautas” que pueblan su blog habrá hecho el esfuerzo de siquiera leerse la consabida Disposición Final Primera de la Ley. Es también muy significativo que los ilustrados TICs no cesen de utilizar la palabra “lobby” para referirse a según que organizaciones, cuando precisamente estos días se dan los primeros pasos de la industria del marketing on line y los negocios en Internet para constituirse precisamente en eso, en un lobby que tomará la forma de Asociación Española de Economía Digital, auspiciada nada más y nada menos que por la propia patronal CEOE:

http://www.rizomatica.net/un-nuevo-lobby-la-asociacion-espanola-de-economia-digital/

Entre tanto, han sido llamadas por la ínclita Leire Pajín (que mala rima tiene esta mujer) un conjunto de personas (tal vez cabría decir personajes) relacionadas con los medios on line españoles para debatir sobre los puntos más candentes de la citada Ley de Economía Sostenible. La reunión, se ha saldado, como no podía ser de otra forma, con una posterior polémica en la que los propios internautas acusan de judas e hipócritas a varios de los representantes de la Internet “una grande y libre”. El PSOE no es un partido que se caracterice precisamente por sus escrúpulos, pero hay que reconocer que a astucia, le ganan pocas formaciones políticas en España (si bien es cierto que el nivel de astucia no está precisamente alto, en ningún grupo parlamentario). El truco consistió en esta ocasión, en llamar a declarar al inclasificable agente doble Ignacio Escolar, que tiene en común con Enrique Dans y el PSOE la habilidad de pensar una cosa, decir otra, y hacer otra aún distinta de las dos anteriores. Ciertos sectores de Internet no han tardado en renegar de la representación de Escolar, aduciendo (¡oh, que gran sagacidad!) que barre para casa y que solo mira por sus intereses empresariales en la red, a lo que Escolar ha contestado desde su blog que:

No nos hemos sentado como representantes de nadie. Lo hemos dicho mil veces: nos representamos a nosotros mismos.

La postura que hemos mantenido es la misma de siempre: que no puede aprobarse esa ley.

Supongo que esto da una idea de lo organizado que está el movimiento que vela por los intereses de los internautas, pero al menos hay que agradecer a Escolar la sinceridad de admitir que mira solo por su propio culo, y no intenta marear la perdiz disfrazando sus acciones de guardián de la libertad de expresión, como hace por ejemplo Julio Alonso, que declaró al finalizar la reunión (en la que no queda muy claro si asistió) lo siguiente:

Alguien se ha dado mucha prisa en contarle toda la reunión a Ramón Muñoz de El País para que la pudiera publicar. Esto, antes incluso de que todos los que estamos en ese grupo nos hubiéramos enterado de qué había pasado en la reunión. Esta bastante claro que la intención ha sido la de desacreditarnos a nosotros y de dividir el movimiento de oposición a la Ley Sinde. No sé quién habrá sido, pero, por diferencias entre lo que ha publicado y lo que nosotros habíamos hablado, sabemos que no ha sido desde este grupo. El texto, además, como suele ser habitual en los textos sobre este tema de Ramón Muñoz, mezcla verdades con interpretaciones y manipulaciones. La reunión era sin twitter, pero no era secreta ni “casi en la clandestinidad”. Los cuatro puntos que se han presentado no eran “para mejorar la ley”, sino para indicar cuales eran los puntos más importantes de oposición a la misma.

Es admirable como lucha el delincuente Don Julio Alonso por que se cumpla la ley, cuando él mismo tiene causas pendientes en los juzgados, y una sentencia condenatoria en su juicio con la SGAE. Alonso casi nunca decepciona, es épico como intenta defender la libertad de expresión en Internet reivindicando su derecho a twittear en una reunión ministerial, cual adolescente en clase que no puede mantener el pulgar quieto unos minutos para mandar sms a sus coleguitas mientras no lo ve el profesor. Ya lo he dicho muchas veces, pero lo diré una más: de verdad que si algunos no supiéramos la edad de estos sujetos, pensaríamos que no tienen más de 12 ó 13 años. Pero ahí están, reuniéndose con ministras para discutir sobre leyes. Es más, no nos engañemos, están ahí precisamente por eso; porque las astutas políticas del PSOE saben de su edad mental, y conscientes de ello, y estando en sus manos a quien llamar, llaman a quienes saben que no tienen el nivel intelectual suficiente ni como para discutir diez minutos con la mínima coherencia. Puestos a elegir enemigos, es inteligente quedarse con los más tontos.Y ahí está la barrera de los llamados al ministerio: su propia incoherencia argumental, que ha hecho que la mejor baza del PSOE haya sido el juego del “divide y vencerás”. Y a día de hoy, y dados los cálculos de escaños, tienen bastantes papeletas para llevarse el gato al agua.

Alonso, Dans y compañía dicen por la boca pequeña que no quieren ver convertida a Internet en una nueva televisión, cuando son ellos mismos la que la llenan de banners y spots, de Adsense e intersticials, y los que hacen de sus medios algo difícil de distinguir de un anuncio o promoción sin fin, como la teletienda en forma de blog de Julio Alonso, algo que ni siquiera han llegado a concebir las televisiones comerciales en su máxima desesperación por conseguir ingresos publicitarios. Y encima reclaman una libertad de expresión que ellos mismos se pasan por el forro, censurando en sus blogs y medios (puedo dar fe de ello) las opiniones o puntos de vista que no cuadran con sus intereses. Por eso, como muy sutilmente mantenía un comentarista de Enrique Dans cuando éste se quejaba de la Ley Sinde y de su intención de clausurar las webs que vulneren las leyes, es una gran observación la siguiente:

Tengo varias páginas webs, y no tengo ninguna preocupación de que me las cierren. Lo que sí me preocupa, es que cuando voy a ciertos sitios de los que dicen preocuparse mucho por la libertad de expresión y coloco un enlace hacia alguna de ellas, se me califica de “spam” o “troll”. Y eso me pasa en muchiiiiisimas webs y digo muuuuchas.

Y ahí está la clave de la cuestión. Los autoproclamados representantes de los internautas, no están preocupados por la libertad de expresión de éstos, ni siquiera les preocupa que sean cerradas webs (mientras no sea la suya), lo que verdaderamente les preocupa es de que se les acabe el negocio fácil del cortar y pegar, el de ingresar a costa del contenido que ellos no producen, si no que producen otros.

No nos engañemos, los medios de comunicación siempre aspiran a ser de masas, si no sirven ni para difundir ideologías políticas ni para anunciar nada…¿quién quiere un medio de comunicación en el que cada uno diga lo que quiera, si lo que quiere escuchar la mayoría es lo que ellos mismos piensan? Lo contrario, exigiría una actitud crítica que la mayoría de la población española, embrutecida con Belenes Estébanes y fútbol, ya no tiene. Los buenos oradores saben que no hay que confundir a una audiencia entregada presentando los pros y los contras: eso solo es útil cuando la audiencia no está convencida, cosa que nuevamente no es el caso, pues la mayoría de la población se alinea en el “blanco” o en el “negro”, con el“PP” o con el “PSOE”. El adicto al fútbol o a las revistas del corazón no está para muchas sutilezas. Tal vez estamos viviendo la última etapa en la que en Internet cuentan los pequeños, y todavía se les escucha sin manipulación de los de arriba. Cuando que la Internet patria pueda ser explotada comercialmente y pueda dar beneficios, los grandes grupos con cash, o consigiéndolo en connivencia con la banca, comprarán lo que más audiencia genere a golpe de talonario. Una Internet que no sirve ni para el poder político, ni para el económico ni para movilizar al “pueblo” es una Internet que no sirve para nada, es una Internet que será como un mass media tradicional, pero aderezada con un montón de ruido de gente diciendo chorradas inservibles para nada práctico. ¿Internet para la cultura? Se está convirtiendo en un instrumento más para el ocio y el atontamiento. Como en los tiempos de la televisión, todo el mundo intenta aparentar que ve los documentales de la 2, cuando los datos de audiencia dicen que lo que arrasa es el Salsa Rosa.

No obstante tengo la esperanza de que se salven pequeños (o a ser posible grandes) oasis en la red en los que sea posible la discusión seria y sosegada (otra cosa será de qué servirá esa discusión). Pero hay que ser realista, y lo normal sería que una discusión de esas características acabe siendo mantenida solamente por una “inmensa minoría”, que por muy inmensa que sea, siempre tendrá maneras de minoría. La masa seguirá partiéndose el pecho discutiendo en los blogs del Marca, defendiendo con su honor los colores de su equipo de fútbol, o siguiendo embobados las venturas y desventuras de los personajes de la prensa del corazón, o defendiendo a capa y espada su derecho a bajarse el último episodio de “Lost” gratis. Todo ello alentados por los autoproclamados “ilustrados TICs”, que no aspiran a otra cosa que a convertirse en el lobby que actualemente forman los mass meida tradicionales.

Y entonces, en medio de su episodio de Lost retransmitido por streaming, saltará un banner que vende una hipoteca a 50 años. Y muchos aplaudirán el “nuevo modelo de negocio”. Bienvenidos a la “Nación Red”.

Anuncios
11 comentarios leave one →
  1. marzo 29, 2010 12:47 pm

    Ufff…
    Veo que te has metido a discutir en el blog de Ricardo Galli…

    No es por nada, pero creo que tienes más posibilidades de razonar con un talibán o un terrorista de Al-Queda…jejejeje

  2. marzo 29, 2010 1:06 pm

    Sí, bueno…es que me motiva torear en plazas difíciles (aunque esta es difícil o muy fácil, según se mire).

    Lo que me maravilla es lo que comentaba en la entrada el comentarista que cito: esta gente solo saber decir “troll” y “spam”, parece que esas dos palabras son su único argumento.

  3. marzo 30, 2010 2:59 pm

    En fin…pues sí…se ha saldado la cosa como era previsible en el fondo (antes saco a colación el comentario de la entrada, y antes me califican de “troll” y “spam”):

    http://gallir.wordpress.com/2010/03/28/la-logica-del-cuarto-poder-ironia-incluida-porque-yo-lo-digo/#comment-9304

    Y encima resulta que una IP es lo mismo que una persona.

    En fin, discutir con esta gente cada vez da más pena…Como decía uno por allí, cualquier persona mínimamente seria que intente discutir con estos, sale espantada, entre otras cosas porque los únicos “argumentos” que esgrimen son las palabras “troll” y “spam”.

    Así les auguro muchos éxitos, desde luego.
    Pobre Galli, la verdad que más que otra cosa, lo que da es pena. Aunque claro, debe estar un tanto inquieto, a sabiendas de que su “Menéame”, puede estar en peligro si se aprueba la Ley (aunque mucho me temo que no caerá esa breva).

  4. marzo 30, 2010 9:05 pm

    No me entero muy bien de los términos de la discusión en ese blog de Galli, pero desde luego lo que acabo de ver es una marranada. ¿No hay una ética no escrita que impida decir desde dónde emite cada participante de un blog? Joder, a mí en la vida se me ocurriría soltar los datos de alguien porque no esté de acuerdo con su opinión.

    Me he quedado tieso, amigo Cambio.

    Un saludo.

  5. marzo 30, 2010 9:34 pm

    Pues te quedarías más tieso aún si vieras los comentarios que se ha cepillado.
    Este tío es un imbécil, no hay más.
    Afortunadamente es tan subnormal y tan “2.0” que confunde direcciones IPs con personas, y servidores con países, así que no da una. Donde estoy ahora se lo digo a quien yo quiero, y mi IP, como mi número de teléfono, lo mismo.

    Y eso es lo que “lucha” por los derechos de los internautas en España.
    Desesperante es a veces nuestro/vuestro país.

  6. marzo 30, 2010 9:56 pm

    He leído el mail enviado al blog del clon de Dans: el nivel de macarrismo es impresionante ¿A esto como le llamamos en equivalencia al “porqueyolovalguismo”? ¿”Pormisantoscojonismo”?

  7. marzo 30, 2010 10:32 pm

    Pues no tengo ni idea…habría que preguntarle al interesado en cuestión.
    Yo lo calificaría algo así como “chuloplayismo”, pero lo mismo hasta se le queda grande, dado que el sujeto en cuestión no tiene ni media hostia.

    Es lo que tiene ser tonto y dárselas de intelectual “guerrillero hacktivista”.
    Como decían por el otro blog, es que hacen hablar a las piedras los tipejos estos.
    Hasta a alguien tremendamente tranquilo como yo han conseguido exasperar.

  8. UnLectorOcasional permalink
    marzo 31, 2010 12:48 am

    No entiendo tu aversión por un grupo de personas que vierte su opinión en la red sin más. Atacas sus páginas cuando nadie te ha obligado a entrar en ellas y verlas. Dices que Internet se convertirá en otro medio de masas. Pero estoy en desacuerdo: Internet será lo que queramos (y nos dejen) que sea. El usuario decide lo que quiere ver y lo que no, incluso puede participar añadiendo información u opinión. Esa es realmente la diferencia y por lo que será, espero, el medio de comunicación del futuro, bastante diferente a la televisión.

    Desde luego con esa visión defendiendo el status quo no llegaríamos muy lejos. En vez de quejarte de lo que hacen otros crea algo que merezca la pena. Sin acritud, espero que te tomes este mensaje como una crítica constructiva.

  9. marzo 31, 2010 8:28 am

    Por supuesto que tomo el mensaje como una crítica constructiva, pero caes en los tópicos de siempre.

    En primer lugar, el grupo de personas a las que cito en el artículo, no son simplemente alguien que “vierte su opinión en la red”. Y no lo son desde el momento que se autoproclaman portavoces de todo un grupo (los “internautas”) que usan para convertirse en interlocutores con diversos agentes (medios de comunicación, políticos) para a continuación, hacer lo que les viene en gana y barrer para casa. Incluso los que son afines a ellos se lo están echando en cara estos días (no, me niego a enlazar con el blog de Galli en el que he sido censurado y tratado con gran desprecio sin motivo ninguno, para algo está Google si alguien quiere mezclarse con la gentuza que por allí pulula -con contadas excepciones, claro-). Y este punto, precisamente es el que definitivamente hace que no sean solo “un grupo de personas que vierte su opinión en la red”. No, no son solo eso, son un grupo de personas que primero venden ir de defensores de la libertad de expresión y de la legalidad vigente, para a continuación censurar en sus medios de comunicación las opiniones contrarias a la suya, aunque sean más razonadas que ésta, y que encima, como Julio Alonso, TIENEN PROCESOS PENDIENTES CON LA JUSTICIA, COMO DELINCUENTES QUE SON. Porque eso es lo que me pasó ayer en el blog de Galli (alguien patético que se autoproclama “hacktivista y defensor del software libre y la libertad de expresión en la red): que se me censuró descaradamente, simplemente por dar una opinión más razonada que la que mantenían los partidarios de Galli, y que ponía en evidencia sus mentiras y su desconocimiento total del ordenamiento jurídico español (aunque luego vayan de expertos juristas, todos son informáticos, biólogos, periodistas, o cosas peores). Y lo que definitivamente colmó mi paciencia fue la actitud rastrera de Galli, en la que primero me censura, para luego publicar datos personales en su blog, y para remate, borrarme un comentario en el que remitía a la LOPD en la que le pongo sobre la pista de que proceder así es de dudosa legalidad, y nulo respeto. Pero no contento con censurarme sin motivo ninguno, y publicar mis datos sin mi permiso (ayer allí estaban todavía) se mofa en su blog y en su twitter de mi actitud, diciendo nuevamente una mentira: que las publicaciones personales no entran en el ámbito de aplicación de la Ley de Protección de Datos (como si un blog que puede leer todo el mundo fuera una “publicación personal”). Cuando procedo una vez más a poner en evidencia su desconocimiento legal, ofreciéndole un enlace a la Ley en la que claramente puede comprobar que lo que ha hecho es dudosamente legal, procede a borrar mi comentario y a mofarse en su twitter enlazando con el comentario de la discusión.

    Yo soy una persona con mucha paciencia (los que me conocen personalmente lo saben) pero este sujeto consiguió ayer en unas horas tocarme mucho los cojones, hablando mal y rápido. Por su ridícula chulería, que es si cabe más patética porque se cree alguien sin serlo, y por basar sus “argumentos”, como toda esta pandilla, en falacias y en interpretaciones interesadas de las leyes, cuando no directamente en su desconocimiento total de todo lo que hablan.

    Internet dejado en manos de estos impresentables, no puede convertirse en otra cosa que en una jaula de grillos que intenta manipular para beneficio de unos pocos; es decir: exactamente lo mismo que la televisión que tenemos hoy en día. No dudo de que mucha gente intentará poner orden en medio de ese batiburrillo, pero mucho me temo, que seremos minoría, y que corremos el riesgo de que las opiniones de autoridad y realmente cualificadas, queden ahogadas por esta gentuza que arma mucho ruido y que se apunta al populismo y a la hipocresía. Dios no quiera que pase eso, pero es la dirección que veo van tomando los acontecimientos. Por otro lado, ya hoy en día Internet es mucho peor que los medios tradicionales en muchos sentidos: está inundada de publicidad molesta, de miles de webs diciendo chorradas y falsedades, que las dicen impunemente, puesto que no tienen que pasar por filtro alguno (editores, etc) para salir a la luz, sitios de aprovechados que viven del trabajo y de los contenidos de los demás y un largo etcétera. Los que confiáis en genérico “en la red” creyendo que se va a convertir en algo bueno buenísimo por sí sola y por que si, sinceramente, no sé en que mundo vivís. Supongo que en el mismo que Galli: que confunde IPs con personas, servidores con países, contactos de twitter con amigos, y así sucesivamente.

    Por último te despachas con lo de siempre: tirando pelotas fuera. Me aconsejas que “cree algo” en vez de “quejarme de los demás” sin conocerme de nada, sin saber lo que creo (¿no te parece suficiente escribir un blog para que los demás lo lean gratuitamente?) y como insinuando que la crítica es incompatible con la creación, bonita tontería que tal vez te habrías ahorrado escribir si pensaras las cosas dos minutos (y te lo digo sin acritud, y como crítica constructiva).

    Lo siento, pero no puedo más que estar cabreado después de lo que pasó ayer en el blog del capullo de Ricardo Galli, y de comprobar como se las gasta el tipo en esta entrada del blog del clon de Enrique Dans

  10. UnLectorOcasional permalink
    marzo 31, 2010 9:24 pm

    No se quien es Galli, pero si no te gusta lo que dice y no puedes hablar con él deja de leerlo. No se porque insistes.

    Internet no esta en manos de nadie, de momento. Yo principalmente leo blogs de conocidos y no veo toda esa publicidad y falsedades de las que hablas. Será porque tengo criterio a la hora de elegir e internet me lo permite, no como la televisión.

    También leo otros blogs como el de Dans y el tuyo, que me aportan diferentes puntos de vista, y en los que puedo participar dando mi opinión. Eso tampoco lo hace la tele.

    Cierto es que creas algo, aunque sea opinión, y por eso te leo. Pero la crítica solo es creación cuando es constructiva, y decir lo mala que es tal o cual web o criticar a sus autores por poner su granito de arena (por muy poco que te guste ese granito) con el tema de las descargas pues no me lo parece.

    Si mi opinión te parece una tontería dejaré de escribirla aquí. Un saludo

  11. marzo 31, 2010 11:01 pm

    No es que toda tu opinión me parezca una tontería en su totalidad, pero lo que me parece una tontería es que haya que elegir entre crear o criticar, cuando las dos cosas son perfectamente compatibles.

    Es cierto que Internet te permite seleccionar lo que quieres ver, pero precisamente por eso me irrita tanto que ciertas personas estén poco a poco convirtiendo Internet en otra televisión, en la que la “bidireccionalidad” es solo aparente, porque permiten intervenir solo cuando a ellos les da la gana, y en el sentido que quieren. Y más delito tiene todavía que hagan eso y encima quieran mostrarse como los salvadores de la libertad de expresión en Internet. Cada uno es muy libre de publicar los comentarios que quiera (con un límite como todo, claro) pero si ciertas personas se cepillan los comentarios escritos con respeto porque no coinciden con sus ideas, eso tiene un nombre.

    Si has interpretado que en todos los blogs hay falsedades, mentiras, manipulación e hipocresía, o no has entendido bien o yo me he expresado mal. Pero sí me reafirmo que tanto en el de Dans como en el de Galli, como en el de otros muchos, hay mucho de todo ello.
    El argumento de que si no me gusta lo que leo en el blog de Galli no lo lea, es un poco como aquello de que si no te gusta lo que hace el gobierno, no lo votes. Supongo que si el discutir (en el buen sentido de la palabra) sirve para algo, es para que exponiendo cada uno nuestras opiniones argumentadas, lleguemos a una solución lo más satisfactoria para todos. Lo contrario (hacer de un blog un púlpito) no es más que autobombo y adoctrinamiento puro y duro. Y más viniendo de los que se las dan de “dialogantes en el entorno 2.o” o los defensores del “soft libre” y la “Internet libre”. Y coincidimos en lo de que leo blogs que de partida sé que son contrarios a mi punto de vista para intentar conocer perspectivas diferentes. Pero mira, lo del consejo de no leer a Galli, me lo apunto, visto lo visto.

    Por último, y no menos importante, por supuesto que agradezco tus comentarios, si antes se me escapó alguna palabra subida de tono, era sin duda por lo calentito que estaba de ver como se habían sucedido los acontecimientos en el blog de Galli y compañía.

    Un saludo y gracias por participar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: