Skip to content

Julio Alonso, Dans y la neutralidad en la red

febrero 23, 2010

Después de unos comentarios de Julio Alonso en esta entrada, creo que es un buen momento para reflexionar un poco sobre el tema de la neutralidad en la red, ampliamente discutido, como no podía ser de otra forma, en numerosos blogs a lo largo de lo que ha dado en llamarse “blogosfera”. Como casi siempre, los que más ruido hacen son, desgraciadamente, los que peor enfocan el tema, y los que menos profundamente reflexionan sobre él. Sin embargo, este post del blog de los alumnos de Ruiz de Querol, me pone sobre la pista de la inconsistencia del argumento de este vídeo al que refería Alonso en los comentarios de la entrada que citaba al principio.

Efectivamente, el vídeo es tendencioso no por lo que dice (que también lo es), sino por lo que deja de decir. Se nos plantea un escenario en el que las operadoras son las malas de la película porque se supone en sus manos el control de la red, y como buenos a Google, a Skype y a los “productores” de contenidos nativos de la red. Y la realidad no es tan maniquea, como suele ser frecuente. Por un lado, Google aspira a convertirse en ISP, y tiene tanto poder o más que las operadoras, no ya tal vez para bloquear tráfico, pero sí para hacer visibles o invisibles ciertas partes de la red, puesto que no olvidemos, gran parte del tráfico tiene como origen una búsqueda en Google, y no habría cosa más fácil para el buscador que manipular a su antojo quien sale primero en la lista de resultados en interés propio y de manera poco transparente (si es que no lo hace ya). Por tanto es absurdo ver a Google permanentemente como “agraviado” en este “conflicto”. Las operadoras e ISPs están en su derecho de darle el uso que quieran a sus redes. Ofrecen productos, no garantizan derechos. Para lo segundo están los tribunales de justicia, y las organizaciones de consumidores y de regulación de la competencia. Por otra parte usar Google no creo que sea ningún derecho que esté reconocido en ninguna ley. Como decía Marc Vidal (un gurulollas más, en mi opinión, pero que muy de vez en cuando dice algo coherente) el ciudadano tiene una tendencia enfermiza a ver derechos donde no los hay. Y en todo caso, si los hubiera, simplemente los exige, sin hacer nada por defenderlos.

Esa imagen que quiere darse Google de “buen rollo”, de libre compartir, de altruismo hacia sus clientes (que en realidad no son más que audiencia, como decía de Querol) me temo que la mayoría de las veces se queda en solo eso, en pura fachada. Las empresas no siempre son sinceras con la imagen que quieren dar de cara al consumidor. Más bien la mayoría de las ocasiones sus slogans o imagen corporativa no son más que intentos de posicionarse en el mercado, sin ninguna base real. Apple vende que su sistema operativo tiene una estabilidad a prueba de bombas, pero la realidad es que estoy harto de ver pelotitas de colores y cuelgues varios en este MacBook Pro desde el que escribo, al más puro estilo Windows.

Lo que quería decir en mis comentarios a raíz de los de Alonso en la correspondiente entrada, y que Alonso parece no querer entender, es que la neutralidad en la red, la hacemos entre todos. No es neutral que consideremos spam los enlaces de la competencia, y “comentarios pertinentes y enriquecedores” los de las empresas del grupo. Eso es puro mercadeo a la vieja usanza, lejos de la imagen que los medios on line quieren ofrecer de “diálogo permanente e interactividad sin censura”. Yo no entro en si eso es legítimo o no, solo pido un poco de sinceridad y coherencia y llamar a las cosas por su nombre. Si hago blogs comerciales, con los que quiero ganar el máximo dinero posible, y una ley perjudica a mi empresa, no veo por qué no puede decirse claramente, en vez de disfrazar mi lucha contra esa ley en forma de cruzada en favor de la libre expresión, máxime cuando todavía no hay ninguna prueba de que ninguna legislación española atente contra ese derecho. Pero en el caso de que lo hiciera, es absolutamente infantil basar la lucha en grupos de Facebook o twitteos, en vez de en razonamientos jurídicamente serios, y encauzados a través de las instituciones que corresponde.

Lo segundo es lo que haría alguien verdaderamente interesado y preocupado por los derechos de los usuarios de Internet. Lo primero es lo que hace la Asociación de Internautas, y los que solo quieren marear la perdiz y confundir al personal para beneficiar sus propios intereses.

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. febrero 23, 2010 1:35 pm

    ¿Podría explicar a grandes rasgos las directrices de este asunto?
    Soy recién llegado al mundo bloguero y me pierdo un poco con esta entrada. Entiendo que se quiere montar una película de buenos y malos donde los malos serían las operadoras y los buenos Google y otras empresas dinosaurios.
    Entiendo que determinadas asociaciones de internautas enmascaran la defensa de sus intereses personales haciéndolo pasar (o pretendiéndolo) por “lucha por las libertades”.

    ¿Es más o menos así?

    Gracias y perdón por mi ignorancia.

  2. febrero 23, 2010 3:10 pm

    Bueno…a grandes rasgos podría interpretarse así. Pero claro, tiene sus matices.

    En realidad esta entrada era una respuesta tanto a los comentarios de la otra entrada a la que aludo, como una especie de continuación de este otro post:

    https://cambiosocialya.wordpress.com/2009/12/30/la-postura-estupida-de-la-asociacion-de-internautas-y-enrique-dans/

    Pero básicamente mi postura, es como lo resumes. Por supuesto que no voy a caer en el maniqueismo que se gastan los “ilustrados TIC” como decía Ruiz de Querol, porque no descarto que en esas organizaciones haya gente honesta con ganas de hacerlo bien, y realmente luchar por los derechos de los usuarios. Pero como casi siempre en España, el tema se ha desmadrado y polarizado.

    De modo que tenemos a autoproclamados gurús como Enrique Dans ( http://www.enriquedans.com ) que hablan muchas veces sin tener ni pajolera idea de lo que dicen, y sobre todo, barriendo para casa y manipulando en beneficio propio.

    Si te quieres poner un poco al día del asunto, te puedes pasar por aquí, por ejemplo:

    http://clondans.wordpress.com/

    http://edsincensura.blogspot.com/

    Como ves, ambos son blogs creados por sendos usuarios hasta los cojones de que el Señor Dans (según el adalid de la lucha por la libertad de expresión en la red) les censurara los comentarios, y algunas lindezas más.

    Un saludo.

  3. febrero 23, 2010 3:26 pm

    Voy a echar un vistazo a los enlaces a ver si me entero.

    Gracias.

  4. febrero 23, 2010 10:51 pm

    cambiosocialya:

    Te quejas de que la mayoría de los blogs enfocan mal el problema, pero me temo que te pasa lo mismo. Dices que como el consumidor hace lo que quiere, consumiendo de unos y no de otros, el propietario de la red también puede hacerlo. No es así.

    Las telecomunicaciones están sujetas a economías de red, por lo que la competencia perfecta (o casi) no podrá darse fácilmente entre proveedores de redes. Tal vez en un futuro pueda darse, pero para lo que nos ocupa, basta con saber que no hay competencia en redes aquí y ahora.

    Si no hay competencia, hay que cuidar que no haya abuso de poder de mercado por parte de los proveedores de red. Hay varias maneras de saber si esto ocurre o no. Una de ellas está en saber si el operador de la red puede cargar precios por encima de los costes. Si puede cobrar, no en función del uso de la red, sino de los contenidos, es porque puede extraer excedente de los usuarios de manera abusiva. Como ocurriría si nos cobraran más por llamadas telefónicas que sirven para hacer mejores negocios que por otras. La neutralidad de la red está justamente para impedir esto.

    El derecho a que los mercados funcionen lo más parecido a un régimen competitivo implica la neutralidad de la red, y ese derecho es el que tenemos los habitantes en una economía que se dice de mercado.

    Un saludo.

  5. febrero 23, 2010 11:11 pm

    Pues eso es lo malo, que esta economía ni es de mercado ni nada que se le parezca, con lo cual las situaciones de monopolio u oligopolio acaban siendo lo normal. Yo hay veces que me pregunto si los monopolios no son algo incluso “natural” o inevitable en una economía competitiva. Tú que eres un gamer (como le leí una vez a un comentarista tuyo) tal vez deberías preguntarte si no hay veces que los equilibrios llevan a los monopolios, lo mismo que en la naturaleza de vez en cuando hay especies que se imponen sobre otras.
    Yo no digo que no deba hacerse nada para llegar a una situación como la que describes. Digo que me parece normal que las empresas luchen por sus intereses, pero que esta lucha debe ser mínimamente honesta y sincera, sin enmascararse con nada.
    Y lo único que quería decir es que neutralidad no tiene por qué implicar equilibrio o justicia, y que en esos conceptos estamos implicados todos los que hacemos uso de la red de una u otra manera.
    Y decía eso a raíz del comentario de Alonso, y del vídeo al que me dirigía. Porque no creo que solo haya que exigir neutralidad a los ISP en todo este embrollo de Internet. Empresas como Google tienen también mucha influencia en el tráfico y en la estructura de la red. Cada uno hará uso de su parcela de poder en la red (en unos casos será mucho, en otros poco). Pero la neutralidad no es un concepto de todo o nada, o que se distribuya homogéneamente por la red (véase el caso de China, por ejemplo). Si no se lo pedimos a todos, la red será más neutral en unos sitios que en otros.

    Solo quería decir que puestos a exigir neutralidad, se la exijamos a todos por igual.

  6. febrero 23, 2010 11:47 pm

    Me parece bien exigir a todos. Pero las prioridades están donde están los cuellos de botella y la mayor capacidad de ejercer poder de mercado. En las telecomunicaciones esto señala a la red. Es más fácil que haya varios buscadores que redes. Si Google discrimina ejerciendo poder de mercado, será más fácil que los usuarios usen otro buscador. Hacer mil buscadores es más fácil y barato que hacer una sola red alternativa.

    Pero insisto en que también hacen falta esas otras neutralidades. Como pedimos que incluso las empresas más pequeñas sean neutrales ante los consumidores y no puedan negarse a vender por cuestión de sexo, color del pelo o lo que sea. Pero sí pueden negarse a vender a mayoristas o a minoristas, por ejemplo. Habiendo muchas empresas, no importará mucho y habrá especializacioness. Qué constituye especialización y qué discriminación (posible por el poder de mercado) será lo que haya que ir analizando poco a poco. La pretensión de telefónica de cobrar el tránsito por su red según contenidos y no según uso es, a todas luces, un caso de extorsión a quien gana por tener buenos contenidos. ¿Cuál es el caso de Google? No tengo ningún interés en su defensa. Al contrario, si abusa quiero denunciarlo.

  7. febrero 24, 2010 7:31 am

    Yo simplemente quería recalcar el maniqueismo del vídeo que me ofrecía Alonso, presentando a unas empresas como “buenas” (que si Google que si Skype) y a otras como malas (las ISP, Telefónica), por el mero hecho de que aquí casi nadie está libre de pecado. En el sentido de que por ejemplo, Google ya está ensayando la manera de convertirse en un ISP como el ISP más ISP de los ISPs (ensaya no sé donde con una red de 50.000 usuarios de fibra óptica, creo recordar).
    Lo que me parece muy hipócrita es ponerse primero como bueno buenísimo, defensor del libre compartir, de lo gratis y del frikismo (imagen corporativa de Google) cuando en realidad a lo que se aspira es a convertirte en lo que criticabas al principio (ser un cuasi-monopolio, como Microsoft). Todas las empresas en el fondo, aspiran a expandirse tanto como puedan. De ahí que vea absurdo que en el vídeo se dividiera a las empresas entre “buenas” y “malas” entre verdugos y víctimas, porque sinceramente, no creo que sea así.
    Por eso me saca de mis casillas tanto la actitud de la cancamusa, que primero predican que la prensa escrita a muerto, para luego perder el culo para que le publiquen sus artículos en periódicos de papel (léase Dans), o que pregonan que los libros están obsoletos, para luego publicar ellos mismos uno (caso de Dans) o que defienden el libre compartir, pero no comparten lo suyo (caso de Dans y muchos otros).

    Simplemente intentaba subrayar eso en el post, esa actitud tan hipócrita, y que no se sostiene en ningún razonamiento coherente, que para nada beneficia a los que de verdad defiendan los derechos de los usuarios de Internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: