Skip to content

Salarios justos, salarios injustos

enero 15, 2010

Me gustaría hacerme eco desde aquí a mis comentarios en la entrada de “La libertad y la ley” en la que se trata desde una perspectiva liberal el tema de los salarios públicos y privados, eficientes e ineficientes. Por falta de tiempo, me limito a transcribir los párrafos de la entrada original que más me han llamado la atención, y mis propios comentarios en el mencionado blog:

La Libertad y la Ley:

“Los precios de mercado son, y no podría ser de otro modo, JUSTOS por definición: son libres, voluntarios, dan a cada uno lo que estiman, benefician a todas las partes y nacen del acuerdo pacífico.”

¡Cambio Social Ya!:

No, no y no. Yo sé que has abierto esta entrada para generar polémica (no lo digo como si fuera algo malo) y te aseguro que la vas a conseguir. Es muy curioso como usa la gente los razonamientos. Parece que razonar es algo idealizado, un mecanismo que cuando se pone en funcionamiento y se hace bien, debe llevarnos a todos a las mismas conclusiones. Y nada más lejos de la realidad. Con tu razonamiento, haces lo que casi todo el mundo: razonas para llegar a donde quieres, ignorando la parte de la realidad que te lleva la contraria. En tu razonamiento, hay innumerables falacias, que no obstante, yo voy a intentar enumerar:

¿Qué es eso de que los ingresos del Real Madrid proceden de acuerdos voluntarios? ¿Si tú ahora llegas al Hay-untamiento de Madrid proponiéndoles crear una ciudad deportiva con terrenos casi regalados o recalificados…dónde te mandan? ¿Es eso justicia e igualdad de condiciones para ti?

Estás seguro de eso de que “El precio de mercado establecido en su momento entre el club y el jugador responde al acuerdo en las valoraciones de ambos. Un acuerdo donde ambos salen ganando, ya que el Real Madrid paga menos de lo que estaría dispuesto a pagar por Cristiano Ronaldo, y Cristiano Ronaldo recibe más de lo que hubiera estado dispuesto a aceptar”?
Porque eso está por ver…en todo caso, habría que ver lo que en términos monetarios, aporta la persona de Ronaldo al Madrid, y los costes en los que les hace incurrir, cosa harto difícil y que parte de valoraciones necesariamente subjetivas. En todo caso también, el trato sería justo si el Madrid operara con dinero propio y generado por él, no con créditos que le conceden los bancos “por ser vos quien sois” y que de otra manera difícilmente podría conseguir otra entidad de características similares. La situación se agrava si se diera el caso (que no sé si en este se da, pero me huelo que ha podido llegar a pasar) de que la entidad está técnicamente en zona de pérdidas, y realiza sus operaciones a crédito, generando “burbujas” que llegado el momento pueden llegar a estallar.

La afirmación “Los precios de mercado son, y no podría ser de otro modo, JUSTOS por definición: son libres, voluntarios, dan a cada uno lo que estiman, benefician a todas las partes y nacen del acuerdo pacífico.” es tremendamente genérica, indefinida y en definitiva, no dice NADA. “Los precios de mercado”…a qué te refieres ¿a los precios de las manzanas? ¿a los de las bicicletas? ¿a los de los cazas de combate? ¿a los del petróleo? ¿a los sueldos de los trabajadores? En este último caso a los de qué trabajadores ¿a los de la industria del acero? ¿a los políticos? ¿a las bailarinas rusas? ¿a los niños que trabajan en la planta de Nike en China? En todo caso la afirmación va a depender del concepto de “libertad” y “justicia” de cada uno, pero fíjate por donde, que un 90% de la población mentalmente sana y sin intereses de por medio, me da a mi que va a opinar que el salario de los niños de la planta de Nike en China no es justo precisamente. Metes a todo en el mismo saco, y el error es intencionado, no puede ser de otra manera en una persona que considero inteligente como tú. Pareces ignorar que muchos altos ejecutivos y políticos se ponen a sí mismos los salarios, y que quien más quien menos, ejerce presión y hace uso de su poder para arrimar el ascua a su sardina. Y en fin, ese párrafo que cito en concreto, es que no hay por dónde cogerlo, porque repito, así dicho, no precisas como para que tenga sentido. Si no me defines el “mercado” al que te refieres (concepto abstracto donde los haya) ni qué es “justo” y “libre”, “beneficio” o “pacífico” para ti, pues nadamos en la vacuidad.

El problema es sin duda complejo, pero me niego a pasar por las falacias que manejas en la entrada. Tu definición de justicia y libertad creo que está a años luz de la que yo y muchas personas manejamos.

La Libertad y la Ley:

“Por el contrario, en el caso de los funcionarios y empleados públicos todo acontece de distinta manera. Primero, quien paga, lo hace con dinero que no es suyo, obtenido de forma coactiva, y redistribuido arbitrariamente. La asignación del gasto se decide, en el mejor de los casos, en clave política: se priman ciertos juicios de valor sobre otros, y todo ello gracias a la dominación de quienes, quieran o no, contribuyen a mantener cierta estructura de intervención y prestación de servicios. Por anular el mercado libre en aquellos ámbitos donde actúa, la administración se convierte, a priori, en pura violencia.”

¡Cambio Social Ya!

Te veo con una tendencia maniqueista tipo (para resumir y que se me entienda): “mercado gloria, Estado caca” que mucho me temo no aguanta ni el análisis empírico ni el mínimo de los sentidos comunes. Porque no se trata de mercado vs Estado, se trata de poder vs no poder. No sé por qué asumes que la empresa privada no incurre en lo mismo que le achacas al Estado a la hora de contratar: ¿crees que el que consigue un puesto en, digamos Coca-Cola, lo hace siempre por méritos propios y porque es la persona ideal para cubrir el puesto? ¿No hay enchufismo en las grandes empresas, y selecciones de personal de risa y vergüenza ajena? ¿Cobra el enchufado un salario exactamente igual a la productividad marginal que le aporta a la empresa? Pues no, si tú te lo crees, yo no, más que nada porque lo veo todos los días: incompetentes que se mantienen en su puesto porque tienen “padrino” y no los saca de allí ni 20.000 EREs por los que pase la empresa. De nuevo, si a eso le llamas justicia y libertad, pues hijo, voy a empezar a pensar que a algunos se les puede aplicar eso de “ser puta, y encima pagar la cama”.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: