Skip to content

La moral tiene un componente genético

diciembre 30, 2009

En este gran post de uno de mis blogs favoritos de divulgación científica, encuentro los resultados de una investigación que concluye que existe un componente genético en los comportamientos morales, y que por tanto, la ética tiene una base innata innegable, a la luz de la razón y la ciencia. Es algo que ya se venía sospechando desde hace mucho, y que ahora este experimento no hace más que confirmar. Queda zanjada pues, la discusión sobre el relativismo moral que sostenía la hipótesis de que los principios morales y éticos son algo subjetivo, y dependiente de la cultura, o de los condicionamientos ambientales más variopintos.

La investigación empírica ha demostrado finalmente, como en tantas otras ocasiones, lo que la intuición racional ya sospechaba desde tiempos inmemoriales.

Anuncios
5 comentarios leave one →
  1. enero 9, 2010 6:54 pm

    No sé cuál es la discusión que zanja este hallazgo, que por cierto solo se refiere a unos aspectos concretos, puesto que para otros ya se conocía la componente genética desde hace tiempo.

    El relativismo moral sólo sostiene que la moral no es deducible de la razón (y eso sí que está demostrado y zanjado en buena lógica, ciencia y matemática) y que las preferencias morales son de cada uno, vengan de una componente genética, social, ambiental o mezcla de ellas. Si hubiera sido al revés, y alguien hubiera deducido la moral de la razón de tal manera que cualquiera de nosotros hubiéramos aceptado esa moral como quien acepta el teorema de Pitágoras, entonces el debate se habría zanjado en el otro sentido.

    Por otro lado, que un aspecto moral esté determinado genéticamente no quiere decir que sea aceptable moralmente. Si genéticamente tuviéramos la base moral para matar a los hijastros (no llevan nuestros genes) dudo mucho que la diéramos por buena. El deseo de venganza tiene claras bases genéticas, pero algunos preferimos un estado de derecho donde no se toma la justicia por la mano. Cuáles instintos seguir, qué condicionantes culturales aceptar y qué posición moral tomar en temas no condicionados por unos u otros es un problema que cada uno resuelve a su manera, como siempre hemos hecho y sospechado que hacíamos.

    Feliz año.

  2. enero 10, 2010 12:13 am

    Pues sinceramente, creo que mezclas muchas cosas en este comentario.
    Por un lado, empiezo a intuir que usas el término “razón” de una manera bastante difusa. Tanto como para contenidos de tipo científico-matématico (teorema de Pitágoras) como para otros referentes a la Filosofía o a la lógica. Así que no sé a qué tipo de “razón” te refieres cuando le exiges a la moral que se deduzca de la razón para no ser relativa. Evidentemente la moral puede partir de la genética y ser modelada por la razón, pero ese componente genético común a todos los humanos es lo que la hace alejarse de algo totalmente arbitrario y a merced de cualquier eventualidad cultural o ambiental.

    Como verás el titular del post dice que la moral tiene un componente genético, no que toda la moral sea genética. Supongo que apurando ese camino, todo lo humano tiene una base genética, incluida la razón, en el sentido de que la genética impide que un perro razone. Ahora bien, creo que lo interesante del descubrimiento, es que la moral, los comportamiento morales, tienen bases en algo objetivo, y que por tanto no son totalmente relativos. Esto opino que tiene que ver con las emociones que despiertan ciertos comportamientos en nuestros semejantes. Supongamos que alguien entra a tu casa y roba todo lo que contiene. Creo que la mayoría de las personas, en una situación como esa, experimentarían una sensación de ira e injustica. Tal vez un pequeño porcentaje experimentaría una sensación de agradecimiento hacia los ladrones. Pero sería como decir que el color verde no es el verde que la inmensa mayoría de los humanos vemos, si no que el verde es el verde que ven los daltónicos. De la misma manera, no creo que sea cabal decir que el robo a punta de pistola sea algo moral y éticamente aceptable. Resumiendo, la investigación lo que pone de manifiesto es que hay bases biológicas en los juicios morales, y que estos no son totalmente relativos o dependientes por completo de la cultura o el ambiente.

    Por eso es un disparate decir, como mantine Jesús Zamora en su blog, que la moral es algo totalmente relativo, poniendo como ejemplo el experimento mental de la mantis religiosa. En primer lugar, porque a la mantis, por no ser un ser racional, no se le puede aplicar moral alguna, y en segundo lugar, porque truca el experimento para que dé el resultado que a él le apetece: una especie inteligente, que tuviera sus ancestros en la mantis religiosa, al evolucionar, daría como bueno el asesinato del cónyuge después del coito, como hace la mantis de nuestros días. Porque para empezar, tal vez la evolución impide que una mantis pueda llegar a tener neocortex y a razonar, y para terminar (entre miles de alternativas que se me ocurren) tal vez la mantis, al ser dotada por la evolución de raciocinio, empiece a considerar intolerable el comerse a un espécimen de su propia especie. De hecho, si no me equivoco, ciertos primates con los que compartimos ancestros comunes practicaban el canibalismo, pero cualquier humano actual considera el canibalismo como algo intolerable, salvo condiciones totalmente extraordinarias.

    La clave de la cuestión es por qué casi todo el mundo considera injustas las mismas cosas, y esa es la pregunta que el relativismo no resuelve, o la soluciona mal. El que haya actos y comportamientos que la inmensa mayoría de los seres humanos consideramos injustos, da una pista para pensar que la moral no es algo totalmente relativo.

    Feliz Año, y espero que todo vaya bien al otro lado del charco, si sigues por allí.

  3. enero 10, 2010 5:16 am

    La razón que descubre teorema matemáticos es la misma que hace ciencia o filosofía. En cualquier caso, para esta discusión en este momento no me parece necesario afinar tanto.

    No sé si llamar relativismo moral a la postura que sostiene que la moral es algo personal es una buena idea, pero, desde luego no dice que la moral sea arbitraria y que es relativa al individuo. La expresión “totalmente relativa” no sé qué significa. Si quieres que signifique “totalmente arbitraria”, ya he dicho que no. Si quieres que signifique “cualquier cosa es susceptible de ser moralmente aceptable por algún hipotético ser racional”, pues creo que tampoco es algo que afirmen (afirmemos) los que sostenemos que la moral no es deducible de la razón.

    Ejemplos como el de la mantis racional solo sirven para poner en perspectiva esa imposibilidad de la deducción. Que una mantis evolucionada en ser racional deje de considerar inmoral comerse a la pareja (como la hipótesis contraria) es sólo una suposición. El argumento dice que es posible concebir que tal cosa no sea así y que tal cosa podría ser considerada moral. Tú dices que se puede concebir también lo contrario. Eso no es una refutación.

    Si has leído bien los comentarios vertidos en el Otto Neurath, nunca se dice lo que dices que dice. De hecho, lo que defiendes tú está mucho más cerca de lo que defendemos Jesús y yo mismo (junto los otros comentaristas) de lo que defienden los oponentes.

    Seguiré en el continente americano hasta el verano, así que salvo algún viaje esporádico, mis comentarios y entradas tendrán un horario disparatado para los lectores de España.

  4. enero 10, 2010 8:09 am

    Pues si tanto tú como yo aceptamos que más o menos estamos en lo cierto, el problema que se nos plantea, es que ninguno de los dos avanza en resolver la cuestión. En fin, tal vez el zanjar algo tan complejo en los comentarios de un blog simplemente haya sido pretencioso por mi parte. Si convenimos que la moral ni es relativa, ni lo contrario, creo que acabamos en una contradicción a la que habría que encontrarle el mayor sentido posible.

    Sin embargo, creo que con investigaciones como la que se cita en la entrada, algo se ha avanzado. Porque creo que sabemos ahora más que antes sobre lo que mueve a los humanos a hacer lo que hacemos, a comportarnos como nos comportamos. Y eso al menos, creo que clarifica el papel de la moral, al menos desde una perspectiva social y evolutiva.

  5. enero 10, 2010 5:52 pm

    No he negado que esa invetigación nos ayude a entender el porqué de algunas de nuestras preferencias morales. Desde luego que lo hace. Lo que decía es que no nos hace ver algo que ya sabíamos, que hay condicionantes genégicos. Esa cuestión está zanjada desde hace tiempo, pero esa no es la única relevante. Queremos sin duda saber el alcance de esa condicionante.

    El tema de si la moral puede deducirse de la razón también está zanjado (en negativo, véanse mis entradas sobre la razón moral: http://todoloqueseaverdad.blogspot.com/search/label/Razón%20moral). Pero esa tampoco es la única cuestión relevante sobre el tema, podemos usar la razón para establecer algunas deducciones a partir de algunas premisas aceptadas por nosotros o para saber con más precisión la razón de la incompatibilidad de varias premisas bastante razonables cada una de ellas. Las premisas no pueden deducirse, sino aceptarse o no, y esto es parte de las preferencias morales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: