Skip to content

Anatomía de la corrupción (y II)

noviembre 12, 2009

Cabría preguntarse si dependiendo de los periodos históricos la corrupción aumenta o disminuye. La pregunta es difícil de responder, y no me veo en disposición de contestarla por mi mismo. A cambio, me gustaría hacer algunas reflexiones, a modo de enumeración de por qué creo o sospecho que la corrupción, en el caso particularísimo de España, ha ido haciéndose un sitio en la sociedad mayor del que a casi todos nos gustaría. No quiero caer en el reduccionismo de si la izquierda es más corrupta que la derecha, o si el PSOE lo es más que el PP. Aunque podría, desde luego, con datos en la mano. Pero más bien creo que la corrupción se relaciona con el ambiente en el que se desenvuelve una sociedad, con la ideología que respira. Pero vayamos sin más a los puntos sobre los que me gustaría llamar la atención, respecto a este fenómeno tristemente de actualidad:

  • Si como consecuencia del relativismo económico-financiero, se está en la idea de que el dinero se crea de la nada, el corrupto tiene la sensación de que no hace nada malo: solo toma cierta cantidad de dinero virtual, para localizarlo en una cuenta digital de Suiza. No parece haber perjudicados. Pero los hay, y son los de siempre.
  • Si lo que se cobra, el salario, es decir, la supuesta retribución que el capital asigna al trabajo/trabajador, es algo relativo, que no atiende a ningún criterio mínimamente objetivo (Tom Cruise gana 100.000.000.000 millones de dólares, por decir algo, y un minero de Asturias 100, por volver a decir algo) el corrupto puede caer en la tentación de “autoasignarse” un salario X, porque él lo vale, “trapicheando” en el mercado de la corrupción, como cualquier chapuzas que cobra en B, y a la vez el subsidio del paro. Podría alguien razonar que los salarios los asigna “el mercado” (como si éste fuera un ente abstracto e inmaterial, al margen de la voluntad de las personas) pero la realidad es que los salarios los asignan los empresarios, y a menudo, los salarios que se asignan a ellos mismos, son más altos que los que asignan a los trabajadores de ellos dependientes. Si unos tienen el poder de asignarse el salario que ellos quieren, y otros solo pueden aceptar el que se les asigna, bajo la amenaza de ser despedidos…¿dónde queda el concepto de justicia y equidad?.
  • Si no hay una clara división entre lo legal, lo ilegal, lo moral, y lo inmoral…¿hay que esperar que los individuos lleguen a esta conclusión por sí mismos y sin la ayuda de nada o de nadie? ¿No implica esto el correr el riesgo de que unos apliquen la moral que más les convine, y otros tengan que aceptar la que se les impone, porque “todo es relativo”? El daño que hace la ideología relativista a la economía es incalculable.
  • Los políticos, en la España de hoy en día manejan el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial, y hacen todo lo posible por manipular a los medios de comunicación, el cuarto poder. En este contexto un político de cierto nivel, ya lo tiene muy fácil para enriquecerse de manera legal (que no moral). La barrera que distingue lo legal de lo ilegal es demasiado fina. Este mismo poder, hace que a los políticos les sea relativamente fácil perpetuarse en la cultura del chanchullo.
  • La “economía de mercado”, como podemos comprobar, tiene una tendencia asombrosa para crear crisis y burbujas de manera periódica, como desgraciadamente podemos comprobar cada pocas décadas. Conscientes de esto, y de que su mandato dura solo un puñado de años, es relativamente lógico que se haya instaurado en la clase política en particular, y en la sociedad en general la “cultura del pelotazo”. Haz tanto dinero como puedas, y corre tan lejos como te sea posible. La próxima crisis puede estar cerca, y debes tener los bolsillos lo más llenos posible. Si se volviera a escribir la fábula de la hormiga y la cigarra, yo ya no tengo tan claro quien sería la buena y la mala hoy en día.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: