Skip to content

Orgasmos democráticos de Zerolo

octubre 13, 2009

Un sagaz comentarista (con nick SepTlles), de esta entrada usaba una vez más el sofisticado discurso de “los que follan más llevan siempre la razón”. Este infalible argumento, usado profusamente en los chats, foros y blogs de Internet, parece también haber calado hace tiempo en las filas socialistas. Buen ejemplo de ello, este famoso discurso del Señor Zerolo:

A la luz de esta línea de pensamiento, no cabe más que concluir, que todos los argumentos que ofrezca Don Zerolo no pueden ser más que irrefutables. Tanto orgasmo, sexual, democrático y lo que haga falta, debe aportar una claridad mental inalcanzable por otros medios. Es que estar bien follado es muy importante:

Bien follado

El corazón tiene razones que la razón no entiende.

Anuncios
10 comentarios leave one →
  1. octubre 13, 2009 8:14 pm

    Hay mucho que decir. Estamos ante un perfecto imbécil, ridículo a más no poder. Es lo de siempre: un tipo progre que confunde libertinaje con libertad.

    Huelga decir que utiliza la chabacanería para “conectar” bien con un populacho que cree que los exabruptos y vulgaridades son una muestra de valor y rebeldía. Es como si pensase que todavía viviésemos en aquellos tiempos en que esas ordinarieces públicas de carácter sexual podrían ser objeto de represión estatal.

    Cabe señalar que su condición de homosexual le da licencia para explayarse con mayor impunidad que la que ya tiene cualquier no homosexual, que ya es decir. Si alguien lo critica, ese alguien correrá el riesgo de ser acusado de “homófobo”. Por tanto, su condición sexual es una especie de salvoconducto y patente de corso.

    Cabe subrayar, además, que la intención de este impresentable no es tanto alabar la política de Zapatero como la de exhibirse como homosexual liberado. El señor se desahoga, tiene ganas de hablar de asuntos gonadales, con ocasión o sin ella. No sólo rinde pleitesía a aquél que le da de comer y de retozar, sino que aprovecha para hacer pedagogía moral. Desea, es evidente, “normalizar” las cosas de la entrepierna, especialmente las de los homosexuales. Es exactamente lo mismo que hacen nuestros ubicuos maricas televisivos. Me viene a las mientes aquel bufo venezolano, Boris Izaguirre, que demostró que cualquier momento era bueno para quedarse en cueros, exhibir vergüenzas y recibir los aullidos y aplausos del “respetable”. Y la misma pedagogía “normalizadora” emplea, en cuanto puede, Jesús Vázquez, quien ya nos dijo que a él se la habían chupado mucho.

    Una sociedad que da el mismo tratamiento a lo íntimo que a lo público es una sociedad beocia y bárbara. Pero ya lo explicaré en otra ocasión.

    Saludos.

  2. octubre 14, 2009 10:19 am

    Sí, es muy curioso lo que apuntas, Raus. No sé por que los homosexuales (no todos, afortunadamente) toman como excusa su condición para convertirse (en ocasiones, reitero) en uno impúdicos y en unos horteras, hablando en plata. No sé lo que tendrá que ver una cosa con la otra, pero el hecho es que podemos comprobar día tras día que esa relación existe. Buena prueba de ello es el llamado “día del orgullo gay”, explosión en la mayoría de los casos, de exhibicionismo bastante hortera. Cierto que hay horteras de todas las condiciones, pero lo que me sorprende es que el movimiento homosexual lleve muy a gala el exponerlo públicamente.
    Y parece ser que de esa impudicia estética, brota a veces, como en el caso del Señor Zerolo, una especie de impudicia de las palabras, de la retórica. Curioso, cuanto menos.

  3. octubre 19, 2009 4:00 am

    La razón de hablar con este tipo de expresiones no se debe a ninguna permisividad con los homosexuales. En este país hemos tenido gente que se permite decir lo que le viene en gana sin mayor reparo. Estoy pensando en Camilo José Cela, en Umbral y en Fraga, entre otros. No me parece mal que digan lo que quieran. Han tenido la repercusión que les hemos querido dar a cada uno. Cuando se sueltan estas expresiones no se deben tener por argumento. Nadie lo hace, ni el que las dice ni el que las oye. No lo hagamos nosotros.

  4. octubre 19, 2009 6:40 am

    Si lo dices porque quieres escuchar de mi que Camilo José Cela, Umbral y Fraga han soltado en ocasiones impertinencias y palabras mal sonantes, lo diré: Cela, Umbral, y Fraga también han abusado del mal gusto lingüístico, aunque también habrá que reconocer, que al menos los dos primeros, con criterios y resultados mucho más artísticos. Sin embargo, el estilo de Zerolo es totalmente distinto, en el sentido de que sus malsonancias no son más que eso, palabras vacías que ni apoyan ni acompañan a un razonamiento.
    Tal vez no se ha captado la ironía de la entrada. Pero yo en ningún momento he dicho que me parezca mal que la gente diga lo que quiera (con unos límites como siempre, eso sí). Pero del mismo modo que él dice lo que quiere, se arriesga con decirlo a que los demás digamos lo que queramos refiriéndonos a sus palabras. De acuerdo que esas declaraciones no tienen que ser tomadas como un argumento, pero también estaba claro que esas palabras buscaban una reacción en los que las escuchaban. Yo simplemente he manifestado la mía.

  5. octubre 20, 2009 9:27 pm

    Desde luego, en lo que se ve en el vídeo, no hay argumentos de ningún tipo. Sólo un intento de empatizar con la audiencia. En estos términos es que puede evaluar, no en que estas palabras no sean lo que no es intención que sean. Sí se podría aplicar tu reproche si Zerolo siempre hace este tipo de discursos y nunca pone un argumento sobre la mesa.

  6. Raus permalink
    octubre 21, 2009 7:42 am

    Como si fuera razonable o justificable cualquier intento de empatizar con la audiencia. Ozzy Osbourne “sólo” intentaba empatizar con la audiencia cuando mataba palomas en el escenario; las teleseries españolas dirigidas a jóvenes utilizan ponen en la boca de sus actores mil tacos para “empatizar” con la audiencia, y, así, mil ejemplos más. Un político que cree que debe recurrir a esas groserías para ser escuchado, da una muestra de su bajeza personal. Y, evidentemente, lo que dice es un mero “desahogo” de niño malcriado.

  7. Stradling permalink
    octubre 21, 2009 8:52 am

    Sí, de hecho a mi me recuerda mucho a cuando un niño se enrabieta y empieza a soltar tacos para captar la atención de los mayores: “pipi, caca, culo, teta”. Solo que en este caso, de quien se intentaba captar la atención era de las cámaras y de los informativos en prime time. Por los motivos que ya todos conocemos.
    Patético, vamos.

  8. diciembre 30, 2009 4:36 pm

    Hay un Soviet rosa.

  9. diciembre 30, 2009 6:29 pm

    No sé exactamente a lo que te refieres, pero de todas formas me parece una bonita metáfora.

  10. Paco permalink
    diciembre 26, 2010 12:19 pm

    Como a la mayoria de maricones,le gusta exibirse, no intenta decir nada que le interese a nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: