Skip to content

¿Cambiar el sistema?

septiembre 25, 2009

Muchas son las voces que corriendo los tiempos que corren, insatisfactorios desgraciadamente para muchos, claman por un cambio en el sistema. Por ejemplo, esta propuesta, a la par ingenua y bien intencionada, que cuenta con nuestro apoyo desde aquí. A falta de ver en que se materializa (si es que se materializa en algo), al menos me ha hecho reflexionar sobre los profundos cambios que deben ser abordados por el mundo en general, y por la sociedad española en particular, y como y por quien deberían afrontarse. Son sin duda estas respuestas dignas de una atención que desborda la que se le puede prestar desde la entrada de un blog. Pero no me gustaría dejar pasar la oportunidad de esbozar al menos unas ideas generales que siempre se me vienen a la cabeza cuando alguien trae a colación este (manido, desgraciadamente) tema.

Es muy común el enfoque, que yo denominaría llanamente como de “echar balones fuera”. Esta misma tendencia la aprecio una y otra vez al intentar explicar las causas de la crisis. La culpa es de las inmobiliarias, de los bancos, de los políticos, todos ellos tomados como instituciones “en genérico”, como si no estuvieran formadas por ese mismo “pueblo” que pone el grito en el cielo reclamando una solución para sus problemas. Olvidan los que culpan a los agentes citados, que muchos de ellos pidieron créditos para comprar viviendas, con la idea de revenderlas luego por el doble de su valor (o más si se les hubiera permitido), o que ellos mismos votaron a los políticos que ahora son según ellos la raíz del problema. No esconde esta reivindicación pues, más que un intento de eludir la responsabilidad que todos hemos tenido en la creación de una burbuja inmobiliaria, y una posterior crisis crediticia (aunque si bien es cierto que unos han tenido más culpa que otros). A lo que quiero llegar es a que ningún cambio hay que buscar o pedir a los demás si no se empieza por uno mismo. Hay que volver a valores como la honestidad, la eficiencia, la humildad, y sobre todo, como decía antes, a la responsabilidad. Porque mucho me temo que algunos de los que ahora se quejan del precio al que llegaron los pisos, tienen en propiedad más de uno o de dos, o muchos de los que vituperan contra socialistas y populares, los han votado en más de una ocasión.

Y no me vale la excusa de que no había o no hay alternativas. Porque las hay y muchas. Solo que tal vez no son tan cómodas como quejarse ahora a toro pasado.

ACTUALIZACIÓN: compruebo con extrañeza, que he sido baneado en el blog de la propuesta que citaba, supongo que por alguna diferencia de opinión anterior que ha disgustado al autor del blog (supongo que esta, en la que el citado bloguero mostraba su disconformidad y se daba por aludido, sin ningún motivo). No obstante, les deseamos mucha suerte desde aquí. Creo que la van a necesitar.

ACTUALIZACIÓN II: compruebo con alivio que parece ser que no he sido baneado del blog en cuestión. Tal vez se haya tratado de un mal entendido por mi parte, y que mi comentario que ahora aparece como tal, pasara a la bandeja de spam por contener alguna palabra “malsonante”. Reitero desde aquí mi apoyo al proyecto que inician desde allí. Aunque sigo pensando que van a necesitar mucha suerte y mucho esfuerzo para conseguir lo que se proponen. Pero por algo se empieza, y como digo allí, lo que se consiga conseguido quedará.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: