Skip to content

Fe religiosa vs fe científica

agosto 22, 2009

ciencia_religion

A partir de una interesante entrada de Albayalde, quiero introducir un tema que ya ha sido tangencialmente tratado desde aquí, en mi entrada sobre el punto azul pálido de Carl Sagan. Me refiero al concepto de fe. Como decía en el comentario de la entrada de Albayalde, es muy curioso como sectores ideológicos tradicionalmente enfrentados, como los científicos y los religiosos, acaban manejando el término “fe” de una forma casi idéntica. En la entrada sobre Carl Sagan, un comentarista me reprochaba haberle atribudio a Sagan tener fe en la Ciencia, una fe que en mi opinión está muy cerca de la que puede sentir un místico o una persona que profesa una religión.  Sin embargo, el tema es complejo, y viene a colación también la entrada dedicada a la aficción por la astrología del economista Santiago Niño Becerra. Como dice Alejandro Martín en su entrada de Albayalde, las creencias de los científicos no deben ser obstáculo para apreciar sus contribuciones prácticas y demostradas en el terreno de sus investigaciones, pero yo no puedo evitar mirar con recelo las conclusiones de un economista que basa su modelo en las conjunciones astrales. Creo que la diferencia estriba en que mientras que la existencia o la inexistencia de Dios es algo que no está definitivamente cerrado (como casi todas las cuestiones fundamentales y últimas que la Humanidad se ha ido planteando desde sus inicios), puesto que no puede descartarse su realidad, la eficacia de la Astrología como instrumento para predecir el futuro, ha desmotrado no tener ninguna base racional, y sus resultados en la práctica son nulos o atribuibles a efectos meramente estadísticos. Es lógico, por otra parte, que un científico intente responder a este tipo de cuestiones. A mi me parecen muy destacables, por ejemplo, las aportaciones de Frank J. Tipler por intentar explicar la vida después de la muerte, o las de Roger Penrose por aproximarse al concepto tradicional de alma y consciencia desde una perspectiva puramente científica.

Vemos por tanto que el terreno de la Teología o de la Religión puede ser abordado por la Ciencia y viceversa. No serían desde ese punto de vista, ambas disciplinas en esencia irreconciliables, si no más bien son intentos de explicar la realidad del hombre y del Universo desde perspectivas distintas.

Anuncios
49 comentarios leave one →
  1. agosto 22, 2009 1:40 pm

    Me agrada tu enfoque, para nada parcializado ni discriminatorio. Y es que así debe ser, si provenimos de una Inteligencia Superior y Magnánima de alguna manera de El hemos heredado la capacidad de evolucionar, de adquirir sabiduría y buscar el conocimiento. El punto es donde encontrar el equilibrio, y buenas pistas nos dejas en esta bien presentada entrada.

    Un gran abrazo mi estimado. Saludos desde Venezuela

    Ojo: Aun quien no esta de acuerdo con la teoría de la creación, aun en su pensamiento científico mas racional, en algún momento de su vida siente con fuerza la manifestación de esa Fuerza Creadora, pues esta en nuestra naturaleza. Y aun así, la mayoría lo seguirá negando, para no dar su brazo a torcer, también esta en nuestra naturaleza ; )

  2. agosto 22, 2009 4:03 pm

    Gracias por el comentario.
    Considero a la Astrología más dentro de las supersticiones que de las creencias.
    Como decía Ortega, a las ideas se llega, y en las creencias se está, y no creo que nadie puede llegar a la Astrología si no es por el mero hecho de poseer a su vez un conjunto de creencias irracionales que están en lo más profundo de su ser.

  3. agosto 23, 2009 9:21 am

    Si una religión (o la metafísica o lo que sea) se contrapone a la ciencia, dependerá de lo que diga esa religión. Sin habla del mundo observable, casi con seguridad meterá la pata una y otra vez. Si habla de lo sobrenatural, hablará en el vacío y nada de lo que diga tendrá ningún sentido. Si solo habla de moral no será religión, porque ninguna religión del mundo habla solo de moral.

    No es que la religión y la ciencia se ocupen de cosas distintas y puedan ser reconciliables como el paracaidismo y la crítica literaria, es que la ciencia se ocupa de elaborar conocimientos de manera sensata y la religión de decir cosas a la buena de dios, sin ningún fundamento y sin responder a una sola pregunta de las que dice que intenta responder.

  4. agosto 23, 2009 11:24 am

    Lo que dices es cierto en lineas generales, pero creo que depende un poco de la perspectiva con la que se mire, como todo.
    La religión ha tenido un papel en la ética y la moral innegable, pero en todo caso, habría que ver lo que se entiende por “religión”, porque a menudo, veo que mucha gente hace caer en el saco de esta palabra cosas tan variopintas como tradiciones, literatura, expresiones artísticas, fenómenos sociológicos, folclore, y un largo etcétera.
    Lo mismo que ha existido ciencia errónea y superada, puede existir religión errónea y superada. Yo creo que el papel de la religión ha sido intentar explicar lo trascendente con las herramientas que cada cultura y cada tiempo ha tenido a su alcance, para acto seguido proponer unas normas (habitualmente morales) para conseguir llegar a ese fin de lo trascendente. Desde esa perspectiva, para mi, tan religión es Tipler como Moisés. Aunque claro, este último por contar con unos conocimientos acordes a su época, aborda esa cuestión de una manera inevitablemente distinta.
    A veces pienso, que el papel de la religión no es otro que el de intentar que la Humanidad sobreviva un periodo de tiempo lo suficientemente largo como para alcanzar su “salvación”, que por ejemplo en el caso de Tipler no es otro que el que permita a la Humanidad saltar a otro estado de existencia (en este caso una simulación creada por “Dios”) que la lleve a la siguiente etapa de su evolución, cualquiera que esta sea.
    Sé que suena muy extraño, y casi a Ciencia Ficción para quien no haya leído a estos autores, pero intentos serios y a mi entender con relativo éxito, de conciliar ciencia y religión, han existido y siguen existiendo, para quien los quiera ver. Pero claro, en esta época pseudo-progre en la que se intenta demonizar, acosar y derribar a la religión sin dar ningún motivo razonable, entiendo que pasen totalmente desapercibidas.

  5. agosto 23, 2009 1:02 pm

    Tampoco nadie ha demostrado que el Monstruo del Espagueti Volador no exista. ¿Por ello es más cierto que la astrología? Eres un vendedor de humo y tu único objetivo es crear falsas polémicas para atraer lectores a tu cutre-blog.

  6. agosto 23, 2009 1:24 pm

    Una muestra muy clara de lo fantoche que eres es que saques como argumento de autoridad los ensayos alimenticios de Tipler y otros científicos sobre religión, alma o metafísica. Los científicos también tienen hipotecas que pagar, y los más avispados saben usar su renombre para atraer a esa masa que jamás leerá un paper en Astrophysical Journal pero que está ávida de revestir sus supercherías con el barniz y el prestigio de la autoridad científica. ¿Pero has visto acaso que pretendan publicar esas divagaciones en alguna revista científica? Cuando un científico hace pasatiempos éstos no alcanzan el rango de ciencia. Cuando un científico defeca no pretende que su mierda gane un premio nóbel.

    La astrología no sólo es tan falsa como la religión, sino que la astrología es en sí misma un arcaico resto de religiones antiguas cuyos mitos han ido siendo fagocitados y reformulados por las religiones terciarias monoteístas, que todavía sitúan a la divinidad en la ptolemaica esfera celestial. La influencia de Marte en lo que vayas a ligar esta noche es tan inexistente como la posibilidad de multiplicar los panes y los peces o de que tu madre sea virgen.

  7. agosto 23, 2009 1:49 pm

    Si de verdad crees toda la parrafada que acabas de soltar en dos tomos (cosa que dudo) no entiendo por qué te molestas en escribir aquí, máxime si según tú lo que busco son unas míseras visitas. Porque si eso fuera cierto (que no lo es), encima me estarías haciendo un favor.
    No creo que la intención de tus comentarios, por tanto, vaya más allá de crear tú mismo la polémica que me acusas de intentar generar. Aunque en eso te doy la razón, por supuesto que la busco, más concretamente lo que busco es crear discusión (de otra manera un blog sería un monólogo absurdo). Lo malo es que no aportas ni una sola razón de peso para apoyar tus argumentos, solo descalificaciones e insultos varios, como es tu costumbre.
    Por supuesto que los científicos publican para comer (eso que tú llamas “trabajos alimenticios”, supongo), no veo nada de malo en ello. No veo la razón por la cual un trabajo pagado hace que una teoría sea falsa. Por esa regla de tres casi todas las teorías científicas lo serían, en la medida que el científico hubiera obtenido algo a cambio de formularla. Si quieres rebatir las teorías de Tipler o de cualquier otro, te agradecería que aportaras argumentos más sólidos (en este caso con algún argumento me conformaría).

    Un saludo.

  8. Flameman permalink
    agosto 23, 2009 4:46 pm

    Lo curioso de toda esta panda de ateos recalcitrantes (los del Otto Neurath ese o como se llame el barco) es que se creen que con proclamar a los cuatro vientos su ateismo, resuelven el problema de la creacion, de la trascendencia y de lo que se les ponga por delante. Porque a mi me puede parecer muy bien que no crean en Dios, pero si no creen, lo unico que hacen es eludir el problema de como fue creado el Universo, en principio, a partir de la nada, y de como se ha llegado a la existencia de este “algo” en el que nos movemos, como bien dice cambiosocialya. Así que creo que todo es más una pose reaccionaria que una ideología construida a partir de razonamientos, esos en los que ellos tienen tanta fe como el mas ferviente de los católicos que tanto odian.

  9. agosto 23, 2009 5:25 pm

    Urbek:

    Yo comento con gusto en este blog y, aunque no esté de acuerdo a menudo con el anfitrión, he percibido buena disposición a hablar y no veo fantochadas por ninguna parte.

    cambiosocial ya:

    Por lo que le he dicho a Urbek colegirás que en absoluto defiendo los apelativos (por usar una palabra suave) que usa. Tiene, sin embargo, razón en la crítica a Tipler y Penrose. Ninguno de ellos ha avanzado un milímetro en sus respectivas teorías religioso-científicas.

    Flameman:

    Elude el problema quien se saca de la manga un ser que lo explica todo y al que no hay que pedirle explicaciones. Con ese artilugio ya no hay que explicar nada. Eso sí, queda todo el entretenimiento de inventarse cuáles son los deseos de ese ser y de imponerlos al resto de los mortales. No se trata de odio a los católicos, no confundas y no busques hombres de paja. Se trata, para los no creyentes en verdades reveladas o sacadas de la manga, de mostrar la incongruencia en que se basan las afirmaciones hechas por las religiones y las supersticiones como parte de la sempiterna aspiración del ser humano a salir de la ignorancia.

  10. Flameman permalink
    agosto 23, 2009 5:42 pm

    Pero también elude el problema el que solo niega a ese mismo ser y a continuación no dice nada. Si ni Tipler ni Penrose han avanzado nada…¿según tú quien lo ha hecho? ¿O estamos en el mismo punto que hace un millón de años?

  11. agosto 23, 2009 6:44 pm

    Flameman:

    Con respecto a saber por qué hay algo en lugar de nada estamos en el mismo punto que hace un millón de años y en el mismo que, sospecho, estaremos dentro de otro millón. Con respecto al dios cristiano o al judío, o con respecto al alma estamos en la mismo punto que con todas las entelequias o conceptos mal definidos. Ninguna evidencia de que existan y muchas evidencias de que podemos vivir y avanzar en el conocimiento sin postular su existencia.

    La ciencia, ni nada, podrá decir por qué las leyes últimas del universo son las que son, pues esto implicaría nuevas causas y no serían leyes últimas (llamarlas dios no arregla nada). Ni siquiera sabemos si podremos llegar a saber las leyes últimas. La ciencia, en su modestia, va buscando las causas siguientes y va encontrando algunas. Las últimas llegarán o no. La religión, en su arrogancia, va buscando causas últimas y no las encuentra (no es de extrañar, su método es disparatado), en el camino no para de poner palos en las ruedas de los que buscan las causas siguientes.

  12. Flameman permalink
    agosto 23, 2009 8:49 pm

    Pues entonces va a ser que tanto la religión como la ciencia fracasan en la misma medida.
    El que no se consuela es porque no quiere.

  13. agosto 23, 2009 9:34 pm

    No has leído bien o no quieres entender. No hacer lo imposible no es un fracaso. Hacer lo posible es un éxito. La religión intenta lo imposible con un método disparatado y fracasa. La ciencia intenta lo posible con un buen método y tiene éxito.

  14. agosto 23, 2009 9:43 pm

    Me encanta el tema y cómo se ha planteado.
    Puede que la religión y la ciencia fracasen en la misma medida como dice Flameman. Pero creo que es ver la botella medio vacía. ¿Cuál es la botella? La verdad. Éso es lo que se busca aquí ¿no?

    Respecto a la ciencia, creo que es fundamental que los científicos tengan fe. Fe. A secas. Si los científicos no tuvieran fe, no buscarían con tanto ahínco demostrar sus hipótesis para convertirlas en teorías. Sagan tenía fe en que se encontrarían muchos mundos parecidos al nuestro, y en los últimos años hemos asistido a una explosión de descubrimientos de exoplanetas porque por fin hemos hallado el modo de verlos. Hasta que no se les ha podido poner nombre y coordenadas a esos lugares ha habido miles de científicos que han negado rotundamente su existencia. No han tenido fe. Hay cosas que hemos logrado en el último siglo que son absolutamente increíbles para nuestros antepasados. Sólo teníamos que hallar el camino, pero jamás se hubiera recorrido si no hubiera habido científicos con fe. Con fe para creer en lo que hasta el momento era indemostrable o inexistente o producto de la magia: ondas de radio, de televisión, emisiones por satélite, ordenadores, microchips, fibra óptica, genoma, vacunas… Yo que sé. Hasta la luz eléctrica fue en su día un auténtico milagro. Hasta que alguien se empeñó en lograr que una bombilla se encendiera. La ciencia no es más que el método material para ir descubriendo poco a poco la verdad.

    Respecto a la religión, creo que hace ese mismo camino, pero justo desde el lado contrario de la verdad. Más bien, debería precisar que no me refiero exactamente a la religión, sino a la teología, que es la parte que intenta descubrir a Dios (o sea, la verdad). Veo a la religión, con toda su parafernalia, ritos, costumbres, moral y folclore, como un método para que el hombre sencillo se acerque a Dios, la verdad. Creo que esto es realmente ambicioso. Hay quien se conforma en no rascar en ella y se queda en la superficie, en ir a misa y comulgar, en viajar a la meca, en encender candelabros con siete velas. Pero quien quiere ir a buscar la verdad puede ir profundizando, estudiando y descubriendo realmente de qué va el tema.

    Por supuesto que Dios existe y se puede demostrar, y por supuesto que el Monstruo Espaguetti Volador no. Todo depende del concepto de Dios que se tenga ¿no? Dios es lo que Es. Es todo lo que vemos y lo que todavía no hemos podido ver. Las matemáticas son el lenguaje de Dios. La física son las manos de Dios. El universo entero es la mismísima cara de Dios. ¿Y qué es? La verdad. Nada más… y nada menos. No me refiero a un concepto panteísta de Dios, sino que considero que es nuestro principio, lo que nos da origen a nosotros y al universo entero, lo que hace que la ciencia tenga sentido. Lo que es verdadero y la ciencia va descubriendo poco a poco de una forma fascinante.

    Pensemos en la Biblia, que es lo que conozco: ¿cómo le explicarías a un pastor de hace cinco mil años que hay mucho más de lo que él conoce, que hay un principio de las cosas, y que vamos hacia un final inesperado?

    Para mí, el Génesis es un cuento para pastores fascinantemente exacto: primero se hizo la luz (¿big bang), el espíritu de Dios nadaba sobre las aguas (la vida comenzó en un caldo primigenio, fue sencilla, primaria), las aguas se apartaron y surgió la tierra seca, surgieron todos los peces, pájaros y animales, y finalmente el hombre, el último en llegar, nacido del barro de la tierra (es decir, de algo ya existente, de la evolución de otros animales anteriores) y Dios le insufló su espíritu (la consciencia de sí mismo, despertó). ¿No es bonito?

    Tenemos que poner las cosas en su contexto y, de repente, todo cobra un sentido.

    La religión dice, en última instancia: hay mucho más de lo que conoces, busca. No te quedes sólo en cuidar de tu rebaño de cabras en la orilla del Jordán. Y mantente vivo para seguir buscando (venera a la verdad sobre todo, es lo único que realmente importa, no mates, no te busques conflictos robando o teniendo pensamientos impuros –es decir, no albergues malicia en tu interior–, no la líes engatusando a la mujer de otro o dejándote engatusar… Tienes libertad para hacer todo lo demás).

    La religión dice que también hay algo más allá. ¿Qué será? ¿Otros mundos habitados con los que alguna vez podremos entrar en contacto o vida en otra dimensión? Estoy impaciente por que la ciencia lo descubra por fin. Pero si los científicos no tienen fe, jamás encontrarán la respuesta. O van de la mano, o la verdad se perderá por el camino.

    Perdón por el rollazo, jejeje, y por si no me he explicado bien.

    Saludos y gracias por la paciencia de leer y dejarme escribir, jijiji.

  15. agosto 24, 2009 9:49 am

    Antes de nada, un detalle: creencia y superstición es lo mismo, no se equivoque nadie. Cualquier cosa que suponga creer en algo intangible y “superior” es una superstición, muy elaborada, eso sí, pero una superstición. Por otro lado, no se puede “creer o tener fe” en la ciencia. La ciencia se basa en hechos, realidades tangibles, así que no es susceptible de ser “creída”. Es o no es, no hay puntos medios. Lo que no significa que no pueda cambiar con el tiempo. Ese es otro punto de distinción fundamental con la religión: los cambios pueden ser eternos.

    Esto no significa que los científicos no puedan creer en nada. Eso entra dentro de su ámbito personal y no tiene nada que ver con la ciencia. No creo que sean incompatibles, aunque es normal que la mayoría de los científicos sean agnósticos o ateos, ya que cuando se confronta la realidad con la superstición, normalmente suele ganar la primera. Por eso los científicos creyentes tienen tantos problemas con su fe, cosa que no les pasa a los otros, como es lógico.

    Misándrica, si Dios existe y es comprobable, por favor, te ruego que nos indiques la demostración lógica que permite llegar a esa conclusión, porque gentes de todas las edades y culturas lo han intentado, y oye, no lo ha conseguido nadie hasta la fecha. Y por favor, eso de que es el hacedor de todo y que todo necesita un hacedor no, que ya ha sido rebatido en múltiples ocasiones. Si vas a dar una demostración de ello, que sea novedoso. El dios espagueti volador es simplemente una alegoría de la no existencia de Dios. Dios no existe igual que el espagueti volador, y viceversa.

  16. agosto 24, 2009 4:33 pm

    Tú hubieras llamado a Copérnico supersticioso, ¿no?
    Y vuelve a leer mi larguísimo comentario anterior. Creo que el concepto que tú tienes de Dios ni existe, ni es, ni es comprobable ni nada. Es igualito que el monstruo espaguetti volador.

    Mi concepto de Dios está expuesto ahí arriba: es lo que da origen a todo, la chispa primigenia, el orden del universo, la física, las matemáticas, la música… Es lo que ha hecho posible que todo sea. ¿Me vas a decir ahora que todo eso NO existe? Toda la ciencia está de acuerdo en que hubo un principio de las cosas que ha hecho el universo tal y como es. Eso es Dios. Todos los científicos están de acuerdo en que hay unas leyes que gobiernan desde lo más grande a lo más pequeño, y aún las están desentrañando. Lo que sea que haya hecho que existan esas leyes, eso es Dios.

    Ahora que, si me dices que Dios es una especie de persona, humanoide, o papá descontento con sus niños… Supongo que tengo un concepto demasiado abstracto y difícil de explicar aquí.

  17. agosto 24, 2009 5:20 pm

    El problema es que el mismo integrismo que hay en la religión, a veces puede encontrarse en la ciencia. Es muy curioso como los científicos, ante hechos probados, se niegan a salirse de sus propios prejuicios, negando ciertas evidencias. Yo creo que eso es obcecación pura y dura. Me refiero por ejemplo a ciertos sucesos de los denominados “paranormales” (que no tendrían que ser tales, puesto que todo lo que ocurre en el Universo, es normal, de una manera u otra) ante los cuales los científicos se niegan incluso a iniciar investigaciones, por el simple hecho de que no los consideran dentro de la ciencia, por razones que no dejan muy claras. Yo no digo que haya que aceptar el testimonio de cualquier chalado, pero si hay indicios de que cierto fenómeno existe (digamos los OVNI, digamos psicofonías, etc…), no veo por que la ciencia no puede entrar ahí. Siempre he pensado que se condena a muerte en juicios con menos pruebas de las que hay en algunos casos de estos fenómenos, y es curioso como ciertos científicos se niegan a aceptar algunos hechos, aunque afortunadamente cada vez más investigadores tienen una formación científica, que creo que es lo ideal.

  18. agosto 24, 2009 8:33 pm

    cambiosocialya:

    Los científicos son personas como todos. Algunos más obcecados que otros. La actitud científica es otra, la que se obtiene del colectivo que se adscribe a seguir unas reglas. Aunque alguno no pueda o no sepa hacerlo bien, se compromete a aceptar evidencias.

    Dicho esto, sí hay científicos (y magos) que han investigado esos temas paranormales. El resultado SIEMPRE ha sido que tales cosas no existen. Sí se admite que existen testimonios y cosas grabadas en cintas. Que correspondan a algo inexplicable y no a cosas prosaicas es lo que no se sostiene.

    Misándrica:

    Nadie niega que lo que existe, existe. Que exista algo en lugar de nada (leyes físicas,…) ya es difícil de entender. Que exista algo todavía más complicado que sea la causa de que exista algo en lugar de nada es una hipótesis mucho más complicada que, además, no explica nada, puesto que nos quedamos sin saber de dónde ha salido ese algo que causa las leyes, y de la que no tenemos la más mínima evidencia.

    Antes teníamos que explicar por qué hay algo en lugar de nada y ahora tenemos que explicar por qué hay un ser que hace que haya algo en lugar de nada. Mala hipótesis.

  19. agosto 24, 2009 9:08 pm

    José Luis: EXACTO. Ahí es más o menos a donde quiero ir y es lo que peleo por entender. Por supuesto, estoy más que predispuesta a cambiar de opinión o a mejorar mi pensamiento a medida que los científicos van desentrañando “la verdad de lo que es”. Has dado el clavo de mismísimo clavo. Nada no es nada. Algo es algo.
    ¿Es posible que antes no hubiera nada y ahora hay algo? Puede que sí, puede que no. Puede que siempre haya habido un “algo”, sólo que en un momento dado metió un chispazo y dio origen a todo lo que vemos. Todavía no podemos explicar por qué hay algo. Si hay respuesta a eso, éso sería Dios.
    En otras palabras, (a lo bruto): si esto es Matrix, puede que no haya Arquitecto. Si lo hay, bien, eso es Dios (habría que encontrar entonces una explicación de por qué hay un arquitecto, mola ¿no?). Si no lo hay, es la misma arquitectura lo que es Dios, todo lo que existe sería Dios. Ahora nosotros tenemos que averiguar qué es, si una cosa o la otra. Lo que yo considero “Dios” es la verdad, lo que es cierto, tanto si lo conozco como si aún está por conocer y no por eso no deja de ser cierto: es el concepto absolutamente abstracto de la pura existencia. Para usar la misma palabra que tú: sólo “algo”. Y ese algo (o “todo”) como “es”, podemos ir viendo y descubriendo cómo “es”. Ya averiguaremos “por qué” es. Con el tiempo. Lo que es evidente es que “es”. Eso es Dios.
    O puede que todavía tengamos poco conocimiento o entendederas para ver que hay mucho más de lo que vemos. O puede que no, jijijiji.

    Y aquí es donde entran los fenómenos paranormales: ¿jueguecitos de la mente? ¿ilusiones? ¿proyecciones de ondas cerebrales que aún están por medir? ¿viajecitos en el tiempo? Ni idea. Pero estoy con Cambiosocial en que no hay que obcecarse: si hay algo que no podemos medir, habrá que hallar el modo de hacerse con un instrumento que pueda medir lo que queremos. Ya veremos. En todo caso, saldremos ganando siempre, porque sabremos más, y podremos ir quitándole capas de superstición a la verdad.
    Me encantan estas discusiones. Estoy disfrutando como una mona.

  20. agosto 24, 2009 10:37 pm

    ¿Por qué ese empeño en llamar Dios a lo que llamamos Universo? El Universo, hasta donde sabemos, no tiene voluntad ni inteligencia, ni deseos, … En este caso, usar el nombre Dios es vano. ¿Estás proponiendo que el Universo tiene voluntad? ¿qué evidencias hay de eso?

    Sobre los fenómenos paranormales, la única obcecación es de los que siguen viendo cosas donde no las hay. Por ejemplo, después de varios siglos de afirmar cosas en la Astrología, nadie ha demostrado una sola de esas afirmaciones y se han contradicho unas cuantas. ¿Es obcecación decir que es una chorrada? Después de cientos de años de mediums que afirman hablar con muertos y después de que muchos de ellos hayan sido desenmascarados y que ninguno haya superado un examen objetivo acerca de sus pretendidos poderes, ¿es obcecación decir que es un camelo o es obcecación seguir pensando que sí, que muchos son fraude pero que en algún lugar alguno habrá que sea real? Así con todo lo demás.

  21. agosto 25, 2009 5:44 am

    Bueno…por mi puedes llamarlo como quieras. Si te da grima la palabra “Dios”, puedes usar otra que te de menos. El problema es que no sabemos la naturaleza última de las cosas, así que hasta que no la sepamos no podemos negar por completo la posibilidad de que exista un Dios. Si como se dice más arriba, resultara que el Universo es una especie de “programa” a lo Matrix, cabría la posibilidad de que existiera ese “arquitecto”. Por supuesto no estoy diciendo que esa posibilidad sea real, tan solo digo que nos falta información tanto para negar como afirmar la existencia de Dios más allá de la fe y la intuición. Al fin y al cabo, nuestro cerebro es limitado en cuanto a comprensión, y solo lleva funcionando la ridícula cifra de un millón de años.
    En cuanto a los fenómenos mal llamados paranormales, creo que no deberían meterse todos en el mismo saco. En ese sentido, creo que el fenómeno OVNI, es digno de ser seguido. Los científicos se estrellan una y otra vez con el porque no pueden aplicar su método a estos casos (evidente falta de reproducibilidad, imposibilidad de repetirlo en laboratorio, etc…). Sin embargo, la misma ciencia va avanzando hacia indicios de que puede ser factible (descubrimiento de que los planetas son algo mucho más común de lo que se pensaba, indicios exobiológicos de que la vida también puede serlo…). Por tanto lo veo como un tema abierto sobre el que todavía hay mucho que investigar.

  22. agosto 25, 2009 1:23 pm

    “¿Por qué ese empeño en llamar Dios a lo que llamamos Universo? El Universo, hasta donde sabemos, no tiene voluntad ni inteligencia, ni deseos, … En este caso, usar el nombre Dios es vano. ¿Estás proponiendo que el Universo tiene voluntad? ¿qué evidencias hay de eso?”

    ¡¡No tengo ni idea, jajajaja!! En realidad, todo lo digo por el simple placer del debate. Siempre me lleva a preguntas estupendas a las que intentar dar sentido en la medida en la que puedo.

    De momento, conocemos parte de lo que existe, conocemos parte de cómo existe, conocemos cuándo han existido o existe lo poco que sabemos que está ahí. Qué, cómo, cuándo, dónde… ¡Sólo nos falta el por qué! Ahí es donde está el meollo de todo. Ya veremos qué pasa a medida que vamos desentrañando el resto. Sin más. Para mí que debería haber un porqué, es una intuición en la que “creo”, pero que de momento no puedo “saber”. ¡Tengo fe!

    Me divierte ver cómo las connotaciones de la palabra “dios” hace surgir de inmediato el debate. A mí me gusta ir pelando esa palabra como una cebolla, quitándole connotaciones a ver qué pasa.

    De momento, la respuesta que le doy a las cosas es que debe haber una respuesta al “por qué”, ¿será un “arquitecto” con voluntad?, ¿será otra cosa que supera mi comprensión? Sin duda.¿Será el choque de dos partículas lo que ha dado origen a todo, simplemente por que sí? Si es esto, entonces no tendré problema ninguno en borrar una palabra de cuatro letras de mi vocabulario. Seguiré preguntándome de dónde demonios han salido las dos partículas que han sido el principio de todo, jijijiji.

    Cambiosocial dice “al fin y al cabo, nuestro cerebro es limitado en cuanto a comprensión, y solo lleva funcionando la ridícula cifra de un millón de años.”
    Estoy totalmente de acuerdo con eso. Hay que ser humildes: ni la fe religiosa puede imponer las cosas como verdades absolutas, sin ir corrigiendo las cosas a medida que se van conociendo, ni la fe científica puede caer en lo mismo, acotando como “existente” lo poco que aún conocemos y despreciando bajo el gran saco de la superstición todo lo que todavía no hemos podido comprobar. O aún peor: diciendo que no existe (por ejemplo: diciendo que la materia oscura no existe, porque no tenemos narices de comprobar qué es… todavía). Somos muy pequeñitos para lo enormemente grande (en todos los sentidos) que es todo lo que existe como para meter en nuestra minúscula cabeza todo lo que hay por conocer.

    Sobre lo paranormal, es un cajón de sastre. Es inevitable meter ahí todo lo que todavía no podemos explicar. Está tan fundido o confundido como lo estuvieron en su día la astrología y la astronomía, hasta que llegó Kepler.

    Estoy con Cambiosocial. Todo está muy abierto. Tenemos mucho que investigar: pero para seguir avanzando en el conocimiento de las cosas, hay que estar dispuesto a desechar teorías si hace falta, o a derribar dogmas. Y no todo el mundo está dispuesto a eso. Me parece que es una pena. En fin.

    Gracias por la conversación, ¡ha sido estupenda!

  23. agosto 25, 2009 5:28 pm

    Llamar Dios al Universo no me da grima, solo me parece confuso. Einstein y Stephen Hawking usan la palabra en ese sentido y mucha gente se ha confundido y los toma por creyentes.

    Lo que objeto es la idea de dar voluntad, propósito, designio o lo que sea al Universo.

    Objeto también la posibilidad de “encontrar la causa última”. Tal cosa es una entelequia y una contradicción en términos. La causa última no puede existir, puesto que cabría preguntarse por la causa de esa causa. Si el Universo es un programador, ¿de dónde le viene esa característica? Si fue hecho por un gran arquitecto, ¿de dónde salió ese ser?

    Lo único que podremos encontrar será la mayor comprensión posible de lo que hay (¿la ecuación más sencilla que lo describe todo? ¿ser omniscientes de lo real?). La única a la respuesta a por qué hay algo en lugar de nada (¿por qué esa ecuación? ¿por qué esa realidad?) es: hay algo en lugar de nada. Si hay una explicación ulterior es que no habíamos encontrado la mayor comprensión posible.

    Si nuestro universo conocido es tipo matrix, y la realidad verdadera es otra, a esa trasladamos las mimas consideraciones.

  24. agosto 26, 2009 7:01 pm

    Sinceramente, esta vez he de admitir simplemente que desde el punto de vista objetivo o racional, la cosa no está clara. En definitiva por ahora, se trata de un asunto de fe, de intuición, de creencia y de convicciones. Habrá que esperar para ver si acaban apareciendo pruebas concluyentes. Hasta entonces cada cual que se decante por lo que más le parezca.

  25. Pit permalink
    agosto 27, 2009 11:16 pm

    Yo es que alucino. La fe es creer en lo que no se ve. Tal vez ustedes tengan mucha fe en la religión y les permita teletransportarse de Madrid a Barcelona. Yo tengo fe en la ciencia y prefiero coger el puente aereo, pues la aerodinamica se que funciona, el teletransporte ese a base de fe, no me suena que haya abierto un puente aereo alternativo. Evidentemente, ese teletransporte a base de fe religiosa no se mueve, pero el teletransporte a base de fe en la aerodinamica transporta todos los años millones de personas en todo el mundo.
    Por cierto, porqué ustedes, los que tienen fe en la religión no usan la religión para poner mensajes aquí, en lugar de usar ordenadores creados por gente como yo,creyentes de la ciencia. La religion son palabras, la ciencia hechos. No son comparables.

  26. agosto 28, 2009 5:33 am

    Nadie ha dicho que sean comparables. Yo solo he dicho que abordan de manera distinta las mismas realidades: el Universo, el ser humano. Creo que se ha confundido sobre el objeto de la fe de la que hablo. No digo que haya que tener fe en la termodinámica, de la misma manera que se puede tener fe en Dios, digo que los científicos han de tener cierta fe en la Ciencia, una fe si se quiere menor que la que se puede tener por algo cuya existencia no ha quedado todavía demostrada, pero una fe al fin y al cabo necesaria, desde el punto de vista de que todavía no conocemos por completo la naturaleza del Universo, lo cual implica que todavía hay fenómenos que pueden escapar al estudio bajo la perspectiva científica.

  27. agosto 28, 2009 8:35 am

    Sólo por situar el debate, hagamos caso de lo que dice el WordReference al respecto:

    http://www.wordreference.com/definicion/fe

    Sólo por destacar las que me parecen más plausibles de cara al debate:

    -Creencia en algo sin necesidad de que haya sido confirmado por la experiencia o la razón, o demostrado por la ciencia.
    -Conjunto de creencias de una religión.

    Cambiosocialya, en la ciencia no cabe la fe, que es específicamente religiosa. Los científicos no tienen fe en los descubrimientos, ni presentes, pasados ni futuros, porque los descubrimientos científicos se hacen sobre la absoluta certeza (en el momento en que han sido hechos, claro, porque siempre pueden mutar a otra cosa). Por eso no se puede tener fe en lo que no se conoce, porque sólo existe lo que se conoce. Se puede “especular” con teorías y descubrimientos futuros que harían funcionar o desbaratarían conocimientos anteriores, pero en ningún caso puede existir un concepto siquiera lejano de fe en ciencia. Es más, son antitéticos.

    De todas formas, esto me recuerda una discusión que hubo en otro blog sobre el uso de la palabra “creer” en ciencia. Por ejemplo: “yo creo que existen las bacterias”, por decir algo. En realidad ya existe una corriente filológica que está exhortando a los científicos a no usar la palabra “creer” cuando hacen alguna afirmación, aunque estamos tan acostumbrados a usarla que es difícil de erradicar. Pero aunque parezca algo radical, en realidad va con la lógica de la ciencia, y es el mismo debate que este de la fe. Creer supone pensar en algo sin necesidad de que haya sido demostrado empíricamente. Como dice a su ve el WordReference, es “tener por cierto, aceptar como verdad”, sin considerar si realmente es cierto o verdad. Creo que “entender” es una expresión más correcta, aunque para lo que es el uso normal resulte extraño usarla de esta forma.

  28. Clickhere permalink
    agosto 29, 2009 3:12 am

    En referencia al candente debate entre evolucionismo y creacionismo, el cual, normalmente acaba siendo extrapolado al de ciencia vs. religión, vengo viendo ultimamente como argumento de las personas creyentes para argumentar su fe el equipararla a la fe en la ciencia. Acto seguido los defensores del método científico montan en cólera y se desviven por hacer entender a los religiosos que su fe no es equiparable a la religiosa.
    Y aqui es donde yo quería llegar: no existen distintos tipos de fe sino diferentes objetivos en los que depositarla. En última instancia ambos grupos (religioso y científico) vienen a componerse de lo mismo: un conjunto reducido de personas que transmiten la verdad a la gran mayoría de la humanidad. Sino yo les pregunto, ¿cuántos de ustedes, creyentes, han podido contemplar o sentir de forma objetiva una manifestación divina? y ¿cuántos de ustedes, defensores de la ciencia, han podido comprobar de primera mano que existe todo un universo ahí fuera? Si alguien ha levantado la mano, me gustaría tener una larga charla con él.
    Nos creemos lo que nos cuentan y punto.

    Entonces ¿se trata la ciencia de otra religión más? Evidentemente no. Y el que intente defender esa postura me temo que no entiende nada del mundo.
    La diferencia entre la fe en la ciencia y la fe en la religión radica en que, mientras que la fe en la ciencia (o en lo que nos cuentan los cientificos más bien) es una fe por necesidad, es decir, sería totalmente impracticable que la totalidad de los mortales estudiaran todas las disciplinas científicas para comprobar de primera mano que lo que se afirma es cierto; sin embargo cualquiera que desee obtener respuestas en el campo de la ciencia, no tiene más que estudiar lo necesario para aplicar el método cientifico a la materia en cuestión.
    Por contra, en terreno religioso, aunque seas el mismísmo Papa (en el caso de la Iglesia Católica) obtendrás las mismas respuestas que cualquier creyente de a pie, es decir, las que extraigas de tu interpretación de las sagradas escrituras.

    A dónde quiero llegar con esto, muy simple, es evidente que los creyentes (al menos en el grueso de la explicación del mundo y la vida), se equivocan. Pero no por ello los defensores de la ciencia intentando hacerles ver su error deben caer, a su vez, en errores similares o peores y mucho menos adoptar posturas fanáticas. Si alguna vez oyeran a alguien decir “pues los cientificos creen ciegamente en la Ciencia lo mismo que yo en Dios” simplemente habrían de responder “Sí, es cierto.”. Unos depositan su fe en seres irreales probablemente inventados y otros, habiendo visto la eficacia del método científico en la vida cotidiana, depositan su fe en lo que unos pocos señores van descubriendo.
    Lo que se salga de ahí es inventarse cuentos.

    (Perdón por la pared de texto).

  29. agosto 29, 2009 7:23 am

    Ya deberías saber que aquí no solo no hay que pedir perdón por las “paredes de texto”, como tú les llamas, si no que por mi parte son bienvenidad y agradecidas. Aprovechemos por una vez, que el medio (el blog) nos deja reflexionar sin prisas y tomándonos el tiempo que consideremos oportuno.

    Dicho esto, creo que tu argumentación ofrece una perspectiva muy acertada. Totalmente de acuerdo que la fe no admite aspectos cualitativos, tal vez solo cuantitativos (se cree en algo con mayor o menor intensidad, pero ese “creer” no varía en cuanto a su esencia). De forma que lo que planteas creo que es cierto, precisamente desde ese punto de vista: la Ciencia, a estas alturas, exige creer menos (aunque en mi opinión siempre algo, puesto que no conocemos la naturaleza última del Universo), mientras que la religión exige (si se la toma como una metáfora e intento de explicación del Universo) creer más. Sin embargo, ahora que traes a colación el creacionismo, nunca he concebido a la Ciencia en esos términos. Yo creo que de ninguna manera hay que tomarse las escrituras al pie de la letra, como se ha dicho más arriba, solo hay que tomarlas como un intento de hacer comprender a las culturas del pasado una cosmogonía que se exponía como directamente revelada por Dios. Y bajo esa perspectiva, es sorprendente como la creación del Universo en algunas religiones, llega incluso a conectar con ciertas teorías científicas actuales. Los paralelismos de la teoría del Big Bang con el Génesis, en algunos momentos son cuanto menos bastante sorprendentes (ese “hágase la luz” que correspondería con el momento en el que Universo se hizo “trasparente”, después de una expansión de la materia de millones y millones de años). O esa concepción circular y de ciclos de algunas religiones orientales, que se adapta perfectamente a la explicación de los orígenes del Universo de la teoría de las “Branas” o de las supercuerdas.

    Por eso decía que la perspectiva que adoptemos es muy importante para analizar este tipo de cuestiones.

  30. Rodolfo Plata permalink
    octubre 2, 2009 11:34 am

    Fe religiosa VS Fe científica: La relación entre la religión, la ciencia y la educación se enmarca en el fenómeno espiritual de la trasformación humana, abordado por la doctrina y la teoría de la trascendencia humana: conceptualizada por la sabiduría védica, instruida por Buda e ilustrada por Cristo; la cual concuerda con los planteamientos de la filosofía clásica y moderna, y las conclusiones comparables de la ciencia: (psicología, psicoterapia, etc). Congruencia que prueba a la unión inseparable de la fe y la razón, revelada metafóricamente por Cristo al ciego de nacimiento para hacer un juicio justo a fin de disolver las falsas certezas de la fe que nos que llevan a conclusiones erróneas que nos confunden, conflictuan y enajenan, haciéndonos ciegos a la verdad. La actual controversia entre la fe y la razón, la ciencia y la religión, se inició en el Areópago cuando los helénicos cuestionaron a San Pablo sobre la relación entre las enseñanzas de la doctrina judeo cristiana y las enseñanzas de la filosofía helénica, es decir la relación entre la fe y la razón. Y San Pablo se salió por la tangente arguyendo que el Dios desconocido de los helénicos, era el Dios de Israel, siendo que todos los dioses del Olimpo habían sido derogados por la razón. Convirtiendo el cuestionamiento en controversia, y la controversia en paradoja al separar San Pablo la fe de la razón; lo cual ha mantenido perpleja a la humanidad desde hace dos milenios en espera de una respuesta satisfactoria. Convirtiendo el fideísmo bíblico en una potentísima incubadora de generaciones de estultos en gran escala. El subdesarrollo espiritual de los pueblos cristianos se debe a los falsos valores del fideísmo bíblico que promueve la religión chatarra judeo cristiana en que hemos sido adoctrinados desde la infancia. El humanismo secular cristiano toma a Cristo como ejemplo de lo que es la trascendencia humana, por eso lo sigue, no como Dios, sino como hombre. Es hora de impulsar nuestro desarrollo espiritual, promoviendo los valores supremos de la trascendencia humana y la sociedad perfecta que promueve el humanismo secular cristiano: http://www.scribd.com/doc/17694382/EL-HUMANISMO -SECULAR -CRISTIANO -Y -EL -DESLINDE -OBJETIVO -DEL –CAMINO –ECUMÉNICO

  31. octubre 3, 2009 3:59 pm

    Muchas gracias por el aporte, tanto por el comentario como por el enlace.
    Algo que estoy aprendiendo de esta experiencia de escribir en el blog es que muchas veces vuestros comentarios merecerían ser una entrada, y no al contrario.
    Ojalá disponga del tiempo para leer su libro, cuyo contenido, a la vista del índice me parece interesantísimo.

    Muchas gracias de nuevo, y un saludo. Espero contar con sus comentarios en el futuro.

  32. jose miguel permalink
    octubre 11, 2009 5:00 pm

    la religion cree sabel sin tener pruebas ya k se llevan de creencias la religion,la existencia de dios es una superstición es decir junto a la biblia es una falsa las personas k van al medico y luego salen sanas le dan gracias a dios, mi pregunta es k si es por dios k están sanas por k no se kedaron en su casa orando y resando , esas personas las considero ignorante como el padre venedicto vxll k dijo k para detener el sida era mejor no utilizar preserbativos y lo peor de todo es k lo siguen muchas personas.

  33. octubre 11, 2009 7:38 pm

    Bueno Jose Miguel, como comprenderá si no hace un pequeño esfuerzo por expresarse mejor y cuida un poco la ortografía, ni siquiera vamos a llegar a entender lo que trata de decir.
    Pero bueno, creo que ya se han dado en la entrada algunas pistas sobre como distinguir la superstición de las ideas religiosas.

  34. jose miguel permalink
    octubre 13, 2009 1:02 am

    lo ciento y disculpame lo que quiero decir es que algo verdadero sienpre se muestra asi que la religion es creer en algo sin ver,sin demostrar eso pasa con la supersticion no se es tangible solo se cree

  35. Alexander(Cyborg) permalink
    diciembre 10, 2009 5:41 pm

    desde venezuela le escribo con entusiasmo,porque desde hace tiempo buscaba una pagina con estas caracteristicas….bueno al grano:”yo naci en el seno de una familia catolica (como lo es la mayoria en mi pais), incluso estuve en un internado jesuita.al pasar de los años empece a cuestionarme muchas cosas sobre mi creencia, empece a comparar la ciencia con la religion y guiarme por la historia, y llegue a la conclusion de que…ciencia y religion buscan una misma cosa LA VERDAD,aunque difieren en sus metodos.

    Para entender lo que somos tenemos que ver el pasado(de hay la importancia de la historia).la religion a mi manera de ver las cosas, es valida hasta cierto punto de la historia, pero la evolucion de nuestras sociedades, la velocidad frenetica a la que se mueve el mundo ha terminado por volverla obsoleta…

    Solo hay que mirar como uno a uno, todos los mitos creados por las religiones se van cayendo ante el innegable paso arrollador de la ciencia y la evolucion…yo un joven de 25 años,antiguamente muy devoto de la fe cristiana,estoy convencido de la NO existencia de un ser supremo. Ojo:siempre respetando el pensar de mis iguales.

    PD: me agrada su pagina, saludos 🙂

  36. diciembre 10, 2009 11:43 pm

    Gracias y bienvenido.
    Cierto que muchos aspectos de la Religión han quedado obsoletos desde el prisma de la Ciencia, y en mi opinión es una consecuencia lógica de la evolución del pensamiento humano. Sin embargo muchas preguntas no han sido resueltas aún, y la Religión, la Filosofía y otras parcelas del conocimiento, todavía pueden tener mucho que decir en esos aspectos.

  37. Jorge Iniesta permalink
    septiembre 5, 2010 12:06 pm

    No existe ningún dios. Esto es evidente para el que ha estudiado paleontología: no hay un diseñador. Los avances de las diversas ciencias permite observar que no hay una providencia divina que actue sobre el mundo y las historia que precisamente está llena de guerras desde que el hombre es hombre ¡menudo dios interviniendo en la historia! Si postulas la existencia de dios como creador del universo tienes que responder a la pregunta ¿qué es dios? ¿quien lo ha creado? Y hay una regresión hasta el infinito. El universo no salió de la nada porque la nada no puede existir; el universo nuestro salió de otro universo que forma parte de la infinidad de universos que existen y que son necesarios para la consistencia de la teoría de cuerdas, la mejor candidata para una teoría del todo.

  38. septiembre 5, 2010 1:44 pm

    Sinceramente, no veo que tiene que ver el hecho de que no haya ningún diseñador (cosa que desde luego yo no despacharía con tanta alegría como tú, pero admitamos la hipótesis) con la inexistencia o existencia de Dios. Puedo estar de acuerdo con que la concepción de Dios como creador del Universo lleva a paradojas, pero el problema es que lo que tú propones también las crea, es decir: tu “solución” no es mejor que la que pone a Dios en escena.

  39. Jorge Iniesta permalink
    septiembre 5, 2010 4:39 pm

    Cambiosocialya: sólo que la existencia de múltiples universos, quizás infinitos, se deduce de la teoría de cuerdas y sus ecuaciones matemáticas. Tarde o temprano lo descubriremos y veremos que no hay dios que valga. Si la teoría de cuerdas, con la teoría M, son ciertas, es decir, son verdad desde el punto de vista científico lo más lógico es pensar que nuestro universo surgió de otro universos. Muchos cosmólogos sostienen que puede haber una infinidad de universos cuyo conjunto infinito sería eterno e increado. La hipótesis “Dios” no sirve para nada

  40. Jorge Iniesta permalink
    septiembre 5, 2010 5:49 pm

    Así es Ferreira: un Dios, un Monarca con su territorio: el Cielo, con un ejercito: los ángeles… El terror mortis es el que hace que se crea en un dios y en una vida más allá de la muerte, ¡el purito miedo!

  41. septiembre 5, 2010 7:18 pm

    Simplemente, no estoy de acuerdo.
    No veo por qué eso debe ser así necesariamente en todos los casos.
    De hecho, no lo es.

  42. septiembre 5, 2010 7:22 pm

    Jorge Iniesta

    Cambiosocialya: sólo que la existencia de múltiples universos, quizás infinitos, se deduce de la teoría de cuerdas y sus ecuaciones matemáticas. Tarde o temprano lo descubriremos y veremos que no hay dios que valga. Si la teoría de cuerdas, con la teoría M, son ciertas, es decir, son verdad desde el punto de vista científico lo más lógico es pensar que nuestro universo surgió de otro universos. Muchos cosmólogos sostienen que puede haber una infinidad de universos cuyo conjunto infinito sería eterno e increado. La hipótesis “Dios” no sirve para nada

    Pufff…sinceramente, si la teoría M o la de cuerdas confirman eso, yo insisto, me temo que crea más problemas de los que soluciona. Por otro lado, no veo por qué eso imposibilitaría la existencia de algo parecido a Dios, en el presente o en el futuro.

  43. FJPC permalink
    enero 3, 2011 5:03 am

    Humm bueno tenemos que analizar los dos puntos de vistas, si yo leo la Biblia puedo concluir que la fe es creer en algo que no se ve, sin embargo, esto no significa que luego pueda ver o no ver… Por ejemplo, recordemos la historia de Abraham cuando iba a sacrificar a su hijo Isaac, se supone que este hijo fue un milagro pues Sarah no podía tener hijos, Abraham por demostrar que creía en Dios accedió a su petición e iba a sacrificarle, justo cuando iba hacerlo, Dios le habla y le dice que no lo hiciese y en cambio aparece un cordero… Es decir, podemos tener fe pero ésta no es ciega, tenemos que estar vigilantes de cualquier cambio… Así mismo actúa la ciencia, a partir de evidencias creas una teoría, luego esta teoría la estudias con toda tu fuerza, haces de todo, pruebas por aquí, pruebas por allá y te das cuenta al final si tenías razón o no o parcialmente… Ahora el Dios bíblico es muy distinto al católico, el Dios bíblico sea del antiguo o del nuevo testamento no tiene forma, no tiene retrato, de hecho el nuevo testamento lo describe como el verbo, y el verbo es acción, así quizá podemos interpretar a Dios como aquellas fuerzas inexplicables pero que pueden llegarse a explicar si entramos en comunión con ellas, en ese sentido la teoría de cuerdas que mencionaron es similar a la existencia de Dios, pues este es considerado como algo eterno, es el principio y el fin… El Dios católico parece ser un viejo con superpoderes y éste concepto no difiere mucho del antiguo Zeus. Para mí es claro que la oración significa dos cosas por un lado es hacer ciencia y por el otro lado es un refuerzo para darnos ánimos ante la burla de los demás… Ya me puedo imaginar a muchos científicos tratando de explicar la verdad y los demás por ciegos no se dan cuenta… Los guerreros creyentes en su Dios conquistaban de todo a pesar de las tribulaciones que sufrían durante el recorrido. Creo que el Dios bíblico es muy distinto al concepto que muchos ateos e inclusos religiosos judeocristianos tienen de él… LA FE NO ES CIEGA, LA FE LLEVA HASTA LA VERDAD AUNQUE NO LO VEAMOS INICIALMENTE…
    Un ateo lo considero como alguien que come cuentos de otro ateo, si en verdad analizara se hubiese dado cuenta de la verdad por sí mismo, no porque el profesor más inteligente lo haya dicho, se habría dado cuenta que el Dios bíblico difiere en gran medida del que propaga las distintas religiones incluyendo las protestantes. Un agnóstico me parece alguien tolerante y capaz de hallar la verdad sin dañar a los demás. Un creyente ferviente me parece un loco con poder, no me parece mal que los haya, ni tampoco peligroso, sólo me gustaría que no se volviera ciego, que de vez en cuando aterrizara… YO NO SOY UN HUMANISTA que dice que las religiones son peligrosas, yo espero ser un buen científico que no juzgue a nadie si está o no en lo correcto, sólo daré opciones, los demás que elijan, los científicos no estamos para desacreditar nada, sino para investigar todo cuanto podamos. Algunos dicen que hay que tener un mundo pacífico, pero creo que esto es pura debilidad del médico, un médico debería estar contento de las guerras, pues así se perfecciona en su arte, aunque esto último me puede clasificar como un malvado, pues yo le digo al que me critica, que vea a su alrededor si hay una ley física que me impida pensar de esa manera, Dios en la Biblia no es malo ni bueno, es vida y la vida es amarga a veces y es dulce a veces… Jesús llama a que no haya violencia pero sabe que no puede evitarlo, y por eso dice que aquellos que inician revoluciones violentas o aquellos que se comportan como los fariseos no les irá bien en el juicio… Lo del juicio, particularmente tengo una teoría acerca de ello, pero no la quiero decir por respeto a otras personas, cada quien si es crítico podrá hallar la verdad por sí mismo.

  44. Rodolfo Plata permalink
    diciembre 12, 2011 9:53 pm

    JAQUE MATE A LA DOCTRINA JUDAIZANTE DE LA IGLESIA. El análisis racional de los elementos que integran la triada pre-teológica judeo cristiana, nos permite: ___criticar objetivamente el profetismo judío y la cristología de San Pablo que estructuran la doctrina judaizante de la Iglesia; visualizar nítidamente que el profetismo judío es opuesto a las enseñanzas de Cristo; visualizar la omisión capital que cometió Pablo en sus epístolas al mutilar al cristianismo de la doctrina más importante para la humanidad. Desechando la prueba viviente de la trascendencia humana patente en Cristo, que se alcanza practicando las virtudes opuestas a nuestros defectos hasta adquirir el perfil de humanidad perfecta (cero defectos). Disciplina que nos da acceso a los contenidos meta concientes, y potencialidades del espíritu__ Y la urgente necesidad de formular un cristianismo laico enmarcado en la doctrina y la teoría de la trascendencia humana (sustentada por filósofos y místicos, y su veracidad comprobada por la trascendencia humana de Cristo); a fin de afrontar con éxito: “el ateismo, el islamismo, el judaísmo, el nihilismo, la nueva Era y la modernidad”, que amenazan con sofocar al cristianismo. http://es.scribd.com/doc/73946749/Jaque-Mate-a-La-Doctrina-Judaizante-de-La-Iglesia

  45. RDENIS permalink
    mayo 20, 2012 6:06 pm

    EN QUE TEMAS A LOS CIENTÍFICOS Y RELIGIOSOS LES CUESTA COMPLEMENTARSE?

  46. ERICK permalink
    mayo 17, 2013 3:31 am

    todo es una dicotomia con diferentes aspectos a analizar es muy cierto todo lo que exponen pero siempre habra tema de discusion y desde mi punto de vista la mejor manera de afrontarlo es tratar de comprenderlo y explicarlo pero es muy cierto que debe haber respeto aunque no me agrada que se lo atribuyan a la religion
    hasta luego 😀

  47. arquimedes rodriguez batista permalink
    mayo 28, 2013 11:37 am

    FE es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
    RELIGION son los actos que realiza el hombre para tratar de agradar a Dios.
    A DIOS solo se le obedece; fe es obediencia en lo que Dios dice en la Palabra.
    .

    Los hombres escriben libros para darnos la información de sus conocimientos y al leerlo nos enteramos. Igual es con Dios al leer la Biblia adquirimos conocimiento de quien es Él y lo que quiere de nosotros. NO SE PUEDE CONOCER DIOS SIN LA BIBLIA, de lo contrario es una distorsión..

  48. junio 23, 2013 9:22 pm

    I leave a comment each time I like a article on a site or if I have something
    to valuable to contribute to the conversation. It’s triggered by the sincerness communicated in the article I looked at. And after this post Fe religiosa vs fe científica | ¡Cambio social ya!. I was actually excited enough to post a thought 🙂 I do have some questions for you if you don’t
    mind. Could it be only me or does it look like a few
    of the comments appear like they are written by brain dead folks?
    😛 And, if you are writing at other sites, I would like to keep up with anything
    fresh you have to post. Would you make a list the complete
    urls of your social sites like your twitter feed, Facebook page or linkedin profile?

  49. Liliana permalink
    junio 8, 2016 4:11 pm

    ¿usamos el término fe de manera similar? Me parece discutible. Fe tiene tres significados. Uno es el de la fe religiosa que tiene que ver con creer en algo más allá de lo razonable (eso de creer para ver, si así funciona debe estar cargado de un fuerte autoengaño o de una fuerte autosugestión y eso es bien sabido y puede ser comprobable). En cambio la fe tiene otros significados como el de la confianza y el de la esperanza, utilizar fe como un sinónimo de esos conceptos. Y así es como lo manejamos los científicos. Si, se puede tener fe en la ciencia… pero esa fe está justificada… porque la ciencia ha demostrado que funciona, y que si está equivocada lo aceptará y corregirá. Mi fe en la ciencia, mi confianza en la ciencia no va más allá de lo razonable y no es equiparable en ningún momento con la fe religiosa. También tengo fe en la ciencia, esperanza de que la ciencia siga avanzando y resolviendo los misterios que aún nos falta… pero eso tampoco es fe ciega ni injustificada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: