Skip to content

El mito de la educación en España

agosto 6, 2009

Siempre que hay un problema a la vista en España, en algún punto de la discusión hay una voz que apunta, haciendo uso del tópico y del lugar común que “la base del problema está en la educación”.  Y cuando uno profundiza un poco en el sentido de esta afirmación, se da cuenta de que el concepto de educación que contiene, tiene más que ver con la magia que con la pedagogía. Es como el mantra socialista millones de veces repetido “todo puede solucionarse con el diálogo”, se trate de ETA, de la crisis económica, de la pandemia de la gripe porcina, o tenga uno delante a su vecino, a un talibán, o al empleado del banco que se niega a rebajarle la cuota de la hipoteca. Y es que a veces me planteo, que tal concepción de la educación está más cerca del adoctrinamiento que de la enseñanza. Hay un mito alrededor de la educación, y este no es otro que el creer que ésta puede conseguir meter cualquier idea en la cabeza de un niño, con el propósito de modificar su conducta en función de como se le adiestre, y que de esta manera (¡abracadabra!) se podrán moldear como se quiera a las generaciones futuras, que harán de este país lo que deseen sus educadores, sin importar ningún otro factor. Se ha dado paso a la educación sexual, a la educación emocional, a la educación social y a la ciudadana, supongo que con la esperanza de anular el alboroto hormonal de los adolescentes, de contener sus emociones sea cual sea su entorno, y para crear buenos ciudadanos, sean o no favorables las circunstancias de la sociedad. Tal es el poder que algunos le conceden a la educación que a veces me sorprende que nadie se haya sacado de la manga algo como la “educación fisiológica”, predicando que es posible que los alumnos ni coman, ni beban, ni orinen y ni siquiera defequen, y que estas necesidades no son tales, si no más que productos culturales, que pueden ser solucionados con modernísimas técnicas pedagógicas. Esta manera ingenua de enfocar la educación, no solo no soluciona nada de lo que se propone, si no que es un problema en si misma. Millones de alumnos han pagado y pagarán, si nadie con dos dedos de frente lo impide, el intento de los educadores de arreglar todos los males de una nación desde las aulas, dejando sin resolver los que de verdad se podrían.

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. agosto 6, 2009 10:30 pm

    Educar y adoctrinar son dos conceptos opuestos, aunque hay determinados centros educativos, en ningún caso públicos, cuyo único objetivo es hacer negocio con la educación, adoctrinar, pero no educar.
    Si no es a través de la educación, entendida como formación integral del individuo, ¿cómo prepararemos a las personas para que hagan posible ese cambio social que reclamas?, ¿o esperaremos que éste se produzca por generación espontánea?

  2. agosto 7, 2009 8:08 am

    ¿Y no te parece adoctrinamiento, por ejemplo, lo que se hace en centros públicos, discriminando un idioma en favor de otro, como por ejemplo en Cataluña? No es adoctrinamiento intentar inculcar unos valores morales totalmente arbitrarios a los niños con la “educación para la ciudadanía”, cosa que según la Constitución debe corresponder a los padres?
    El cambio social viene de todas partes. Viene de los medios de comunicación, de los políticos, de la ciudadanía, de la sociedad entera, que debe trabajar en una misma dirección para conseguir estructuras e instituciones más justas y más humanas. Como dice Marina “para educar a un niño hace falta la tribu entera”. Y la tribu no solo es el maestro y el aula.

  3. agosto 7, 2009 8:57 am

    Sin negarte la plana, no estoy de acuerdo con la afirmación. La educación es, lo queramos o no, uno de los fundamentos de una sociedad moderna. Hace libres a los ciudadanos: cuantos más conocimientos tengas y mejor los entiendas, más posibilidades tendrás en esta vida y mejor sociedad construiremos. Los ignorantes crean países de pandereta (uich, me voy a callar…). Evidentemente, como se ha dicho ya, no es lo mismo educar que adoctrinar. Al igual que no podemos confundir conceptos como la educación cultural y la social, cosa que muchos creen que debe aprenderse en el mismo sitio (esos padres que creen que debe ser el profesor quien enseñe a saber estar a sus polluelos).

    Mira, yo me eduque, como seguramente la mayoría de los que leen este blog, con la LODE. Era un sistema duro, pero funcionaba. El fracaso escolar era mínimo y creo que los que ahora tenemos entre 35 y 40 años salimos de lo mejorcito que ha tenido este país nunca (educativamente hablando al menos). Compara con lo que hay ahora: hasta tienen que crear cursos especiales porque la peña no quiere estudiar. El fracaso escolar es altísimo, salen con un nivel de estudios extremadamente bajo en comparación con el de hace 20 años, y de hecho a nivel internacional estamos bajísimos (los treinta y tantos, si no recuerdo mal). La educación es fundamental para que un país tire para adelante, pero lo están echando a perder todo por no saber ni por donde respiran.

    Evidentemente estoy de acuerdo con que debe ser la sociedad entero la que eduque, no sólo la institución educativa. La escuela está para aprender y retener conocimientos que nos servirán el día de mañana. Por eso decía antes que no podemos esperar que al tiempo se convierta en el sitio donde los chavales aprendan valores. Pueden aprender algunos, como la capacidad de trabajo, respeto al medio ambiente, solidaridad y respeto a los demás, etc… Pero otros como ser educados, respetar las ideas de los demás, la religión o la ideología, los valores democráticos y sociales, deben ser aprehendidos por medio de la comunión con la sociedad entera. Pero viviendo en el mundo en que vivimos, donde mueren una o dos mujeres a la semana al menos, donde se secuestra a la gente por dinero fácil, o simplemente por matar, donde se viola la vida y la intimidad de continuo, donde nuestras instituciones no aportan a las nuevas generaciones posibilidades para alcanzar sus metas, etc… En este mundo, es muy difícil que los jóvenes entiendan como deben vivir. Y sólo he puesto algunos ejemplos: la lista es larguísima.

  4. agosto 7, 2009 9:33 am

    Pues a lo que dices en tu último párrafo es a lo que me refería. Precisamente a que mientras los educadores no encuentren apoyo en el resto de las instituciones y en la sociedad entera, lo único que podrán hacer es educar “contra la sociedad”, cosa dificilísima. Por eso se fracasa tanto en la educación hoy en día, porque en el colegio los profesores dicen una cosa, los padres dicen otra, y los medios de comunicación y la calle 1.000 cosas distintas todas ellas entre sí. Mientras no haya una homogeneidad de valores mínima el educar a un niño solo desde la escuela, se va a convertir en una misión cada vez más difícil.

  5. agosto 7, 2009 11:08 am

    Sí, pero es que esa homogeneidad y esa capacidad del profesorado la teníamos antes de la LOGSE, y se perdió irremediablemente en las reformas. Lo que hay que volver a poner en boga es un sistema basado en valores de enseñanza, de todo tipo, cosa que no hay, por mucha educación para la ciudadanía que pongan (que no deja de ser una asignatura, con lo que los alumnos lo perciben como pernicioso).

    Mira, en los USA el sistema tampoco es que sea muy allá (por otros motivos), pero tienen un día de “agradecer al profesor”, en el que se montan incluso fiestas en los colegios y se reunen profesores, alumnos y padres. Aquí no es que no haya: es que ni se concibe dar las gracias a los profesores por el trabajo que hacen. Partiendo de que se ve al profesor como enemigo (incluso se les pega), pues ya me dirás donde vamos.

  6. agosto 7, 2009 11:25 am

    Yo tampoco lo achacaría completamente a la reforma, porque creo que en realidad han sido un conjunto de cosas: entrada a saco del marketing más rastrero, vulgarización de los medios de comunicación (cuyos motivos desconozco, aunque sería interesante investigarlos), desprestigio de valores anteriormente considerados (con razón) positivos, cultura del “todo vale”, relativización de todo…

    Aunque sí, el resultado es el que tenemos.

  7. agosto 7, 2009 11:57 am

    Todo lo que son problemas culturales se solucionan via intervencion cultural. La educacion escolar es uno de los modos que hay en intervenir en esta cultura, no es la mas importante, tiene que estar siempre respaldada por la actividad de otros focos para que sea completa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: