Skip to content

Así acaban los superdotados en España

julio 14, 2009

coeficiente_intelectualA raíz de este artículo antiguo de El Mundo vuelvo a reflexionar sobre el destino de los superdotados, y de la propia superdotación. El artículo hace un seguimiento de un grupo de personas con alto coefiente intelectual, para investigar si su inteligencia en teoría superior, se traduce en un mejor trabajo o un mayor éxito en la vida. La conclusión del artículo es claramente que no, aunque no ahonda demasiado en las causas de esta posible falta de correlación entre inteligencia, dinero y éxito. Por eso a mi me gustaría buscar las explicaciones que faltan en la entrada original.

Por un lado, querría llamar la atención sobre el concepto de inteligencia. Lo que mide el CI…¿es en realidad la “inteligencia” de esa persona? ¿Qué definición podríamos dar al concepto, y por lo tanto, qué es lo que están midiendo esos test de CI? Yo, desde la publicación del libro de Daniel Goleman “Inteligencia Emocional”, estoy de acuerdo en que el fenómeno de la inteligencia es polifacético, y que no existe una sola inteligencia, si no muchas. De esa manera, existirían la inteligencia matemática, la abstracta, la espacial, la psicomotriz, la emocional, la social…y tantas como aspectos de la vida en los que el sujeto ha de desenvolverse. De ahí que tal vez, el CI solo recoja alguno de esos aspectos de la inteligencia humana citados, y deje otros fuera. Y como consecuencia, es posible que los llamados “superdotados” sepan resolver muy bien problemas abstractos, pero no sepan entrar en el entramado social, que a veces es tan necesario para conseguir y mantener un empleo, o no tengan la inteligencia emocional o empatía suficientes como para conectar con sus compañeros y directivos. Puede que el superdotado, o algunos superdotados, sean auténticos genios resolviendo los problemas técnicos de sus respectivos trabajos, pero tal vez dos palabras mal dichas en un mal momento a un directivo, pueden provocar que ese mismo empleado tenga una carta de despido en la mesa a la mañana siguiente. No se pueden ver las relaciones laborales solamente desde el punto económico, técnico o productivo e ignorar la dimensión informal que toda organización tiene. Y ahí es donde el superdotado no tiene por qué ser superior a la media.

Por último, me gustaría también enfocar el problema desde el punto de vista del mercado. La mayoría de los puestos de trabajo que se ofertan en España, no requieren una gran cualificación profesional ni un nivel de estudios demasiado elevado, y esto es así por las particularidades de nuestro sistema productivo, tradicionalmente enfocado a la construcción y al turismo. Por tanto es posible que estos superdotados tengan dificultades para encontrar puesto acordes a su cualificación. Porque todo profesional de recursos humanos sabe que no es muy recomendable emplear a trabajadores “sobreformados” para el puesto que ocuparán, por problemas de motivación que pueden surgir en ese trabajador que a la larga se va a ver “infravalorado” y ejerciendo una actividad que no le motiva.

La discusión, como siempre, está servida. ¿Se encontrará algún día la solución para los diferentes en nuestra sociedad?

Anuncios
14 comentarios leave one →
  1. Talibán ortográfico permalink
    julio 14, 2009 6:54 pm

    “cociente” intelectual, no “coeficiente”

  2. julio 14, 2009 7:04 pm

    Pues sí, eso pensaba yo antes de escribir la entrada, pero si hacemos caso de la wikipedia:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Coeficiente_intelectual

    Así que supongo que al menos ambos están aceptados. Pero desde luego, cuando yo estudié en la facultad (no diré cuando) era como usted dice, “cociente”. Supongo que hay que adaptarse a los tiempos.

    Un saludo.

  3. Gonzalo Toca permalink
    julio 16, 2009 5:02 pm

    Hola a todos,

    Conozco a varios superdotados y me gustaría añadir cuatro precisiones a esta entrada:

    1) La superdotación puede ser un input, pero, lógicamente, lo que hagas con ella es un output. Dicho en cristiano: Uno puede ser guapo y no tener éxito con las mujeres, inteligente pero ser un pésimo estudiante, altamente cualificado y no encontrar empleo.

    2) La teoría de las inteligencias múltiples no es de Goleman sino de Howard Gardner.

    3) Es verdad que la economía española posee menos de un 30% de puestos de trabajo donde a los profesionales se les pague por pensar (la denominación técnica es “trabajos intensivos en conocimiento”). Estamos de acuerdo en que los superdotados lo tienen más difícil en este sentido, pero no mucho más que el resto de la superpoblación universitaria.

    4) Desgraciadamente, el mundo profesional no es el reto más peligroso al que se enfrentan los superdotados. Por lo general, experimentan muchos fracasos en el colegio y la universidad, sus relaciones personales son más complicadas porque su madurez intelectual va a un ritmo diferente al de la emocional y tienen que vivir siempre con el sambenito de ser diferentes a sus compañeros y amigos (aquí es donde pagan un precio por un placer que, muchas veces, ni siquiera disfrutan).

    Un saludo!
    Gonzalo

  4. julio 16, 2009 7:44 pm

    Pues en general coincido con tus apreciaciones.
    Es como todo, creo que caemos en una generalización enorme al hablar de “los superdotados” como un todo. Y cada superdotado será un caso, con sus particularidades y sus circunstancias.
    Sin embargo tal vez este reportaje pone de manifiesto que el concepto de inteligencia merece una reflexión y una revisión, porque, por puro sentido común…¿no es más inteligente en el fondo el que es más feliz, aunque su “inteligencia” en sentido tradicional, sea menor comparativamente a la de un “superdotado” infeliz?

  5. Gonzalo Toca permalink
    julio 17, 2009 11:27 am

    Se nota que ayer estabas de muy buen humor por aquello de asociar inteligencia con felicidad. Te daré un ejemplo de lo contrario: cuando un superdotado entra en depresión, su capacidad juega en su contra y la enfermedad aprovecha esta circunstancia para hacerse más corrosiva.

    Pero hay una cosa en la que tienes toda la razón: la medición de la inteligencia tiene que estar ligada a lo que consigues con ella. No podemos ser buenas personas si no hacemos buenas obras, no podemos ser buenos porteros encajando diez goles por partido, no podemos ser honestos con quince condenas por estafa.

    Creo que te va a encontar este enlace:

    http://en.wikipedia.org/wiki/Theory_of_multiple_intelligences

    Un saludo y a ver cuándo te pasas por Cisnes Negros, que nos tienes abandonados 😉

    G.

  6. Gonzalo Toca permalink
    julio 17, 2009 11:37 am

    Una cosa más, por aquello de sintetizar mis dos comentarios: Nadie debería ser categorizado como superdotado si no demuestra que, además de tener altos niveles de IQ, es capaz de hacer mínimamente productiva (social y económicamente) su inteligencia.

    Pero esto ya nos lo dice la intuición, porque nadie considera brillante a un genio de los números sin habilidades sociales o a una persona que sólo sabe hablar de las cosas que se le dan bien (pongamos que de literatura y filosofía, por aquello de equilibrar entre ciencia y letras).

    Un saludo!

  7. julio 17, 2009 1:22 pm

    Efectivamente, sigo estando de acuerdo. Me recuerda lo que dices al famoso test de Turing, en el que la máquina tiene que demostrar su inteligencia por su comportamiento. Aunque tampoco creo que comportamiento inteligente sea sinónimo de inteligencia, en algunos casos.

    De todas formas, a la relación inteligencia/felicidad que me refería era a la que tú haces referencia: el que es inteligente de verdad es el que es feliz, en caso contrario solo se poseen un conjunto de habilidades que no sirven para nada.

    Y ahora mismo me paso por Los Cisnes Negros.
    La verdad que ya toca ronda por el blogroll. 😄

    Saludos.

  8. Alanskov permalink
    diciembre 2, 2009 2:55 am

    Buenas … En mi opinión pienso que la sociedad debería tener un espacio preferente para estas mentes tan abiertas y dotadas con un don que les hace especiales … si como bien escuché por aquí hay superdotados que vale… tienen un don como por ejemplo la facilidad para ejercer calculos con una gran cantidad de cifras.. pero con esto no les debe ser obviamente suficiente para encontrar una situación laboral estable lo unico que solicito expresamente es que para esas personas dotadas con un don que las haga especiales se les permita ya sea con cursos avanzados o que se le apliquen unas clases particulares determinadas … pero en todo caso permitirle el acceso a seguir proyectando ese talento ya que muy pocos lo tienen en el mundo ….

  9. diciembre 2, 2009 7:46 am

    Es sin duda un tema complejo, porque intervienen muchos factores. Creo que no solo la inteligencia que mide el CI es útil para la sociedad, también hay un conjunto de “valores” o habilidades como la fuerza de voluntad, la bondad o el altruismo, que pueden ser lo mismo o incluso más necesarios. Sin embargo, en una primera aproximación se hace obvio lo que dice: que estas personas, por el hecho de tener unas capacidades especiales, deberían ser objeto de una atención especializada, que seguro sería beneficiosa tanto para ellos mismos como para la sociedad en su totalidad.

  10. mayo 30, 2010 2:42 am

    ami los psiquiatras que tengo me dicen que soy genio y lo paso como la mierda ando todo el dia paranoico pero tengo que estar todo el dia asiendo algo o me vuelvo loco aprendo rapido pero a la mas minima fruistracion dejo todo tirado me obsesiono con con afirmaciones que despues nunca existieron vallanse toos a la mierdaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

  11. marzo 14, 2011 4:15 pm

    Muy buen resumen Gonzalo. Muy interesante.

  12. Gonzalo Toca permalink
    marzo 24, 2011 7:10 pm

    Gracias Natalia, cuánto tiempo. Espero que sigas bien en Alemania. Un beso!

  13. octubre 22, 2011 11:42 pm

    Hola Gonzalo, perdona pero no recibo las respuestas en mi correo, así que lo he visto hoy por casualidad. Espero que sigas bien tú también. Un beso.

  14. Ainara Fuertes permalink
    julio 19, 2012 7:20 pm

    Hola a todos soy Ainara Fuertes y soy superdotada, tengo 6 años, y en un test de Mensa los acerté todos, simplemente deciros que aunque alguien no sea superdotado no quiere decir que sea tonto, el contrario, puede ser todo el mundo listo. Hay simplemente una razón:
    -Depende de sus padres, como lo educan, lo tengo comprobado: tengo un primo tonto, y le hice venir en mi casa 1 semana y ahora es superior a los demás.
    Simplemente que cuando tengan hijos les enseñen disciplina, educación y buenos modales.
    Un saludo:
    Ainara:)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: