Skip to content

El fin del trabajo humano

marzo 8, 2009

cadena-montaje

En consonancia con lo que ya vienen predicando muchos economistas, sin ir mas lejos por ejemplo nuestro querido Santiago Niño Becerra, soy de la opinión que en esta crisis estamos asistiendo al comienzo del fin del trabajo humano tal y como hemos venido entendiéndolo desde la Revolición Industrial. De hecho, en mi opinión estamos en alguna parte del camino que comenzó con esta mecanización del trabajo y que llevará a su completa desaparición. Por supuesto, mantengo que poco a poco, el trabajo humano (la producción de bienes y servicios de toda clase) será paulatinamente asumido por la Inteligencia Artificial. De hecho esto está ya pasando en la actualidad. Las tasas de paro que estamos contemplando en todo el planeta, son en parte el primer síntoma de esta desaparición lenta pero continua del trabajo. Esa tasa de paro que ya todas las economías tienen y de la que no se pueden deshacer, será poco a poco creciente, hasta que la sociedad tenga que plantearse, más temprano que tarde, como seguir funcionando en un escenario en el que el trabajo asalariado ya no tendrá ningún sentido. 

Más que temer esta situación, a mi entender inevitable, deberíamos empezar a pensar entre todos, que tipo de sociedad deberemos construir cuando llegue ese momento.

ACTUALIZACIÓN: No me resisto a traer aquí las palabras de un forero de Burbuja.info, que expresa con brillantez los problemas aludidos en esta entrada, dice así el usuario “Los soles al lunes”, en referencia a la discusión creada a partir del debate “soft libre vs privativo”:

Afortunadamente determinados bienes se han mantenido como comunes dentro de un modelo civilizatorio donde las corrientes ideológicas se han sustentado en el sentido de la propiedad, de lo privado, ya sea el sujeto que posee un estado o una persona física o jurídica. El sentimiento de propiedad va inevitablemente ligado a la conciencia del yo, la conciencia de individualidad y esto se extendería hacia la propiedad social o estatal, donde es la sociedad humana o el estado el sujeto que se adueña, que define algo como propio. 

Pero hay determinados bienes (en su sentido etimológico) que por ser inmateriales y no rígidos plantean problemas al sentido de la propiedad. Y es cada vez más evidente que vamos hacia una sociedad donde lo material satisfecho ha ido dejando paso a otros bienes inmateriales demandados, el famoso postmaterialismo de Inglehart. El tema no es baladí porque estos bienes demandados no computan en el modelo económico vigente hoy por hoy y además la ciudadanía los reclama como gratuitos, como servicios públicos, desde el paisaje de un bosque a la Internet. Cada vez hay más riqueza no monetizada, y el código abierto es uno caso especial, puesto que no es gratis, es libre, pero hasta ahora se ha traducido en una gran gratuidad (además de una forma de lucha empresarial contra el monopolio de Microsoft). 

Esta crisis presente va a tener que dilucidar muchos de estos asuntos y vendrán de la mano del sentido de riqueza y accesibilidad. Tarde o temprano la sociedad de los paises desarrollados se dará cuenta de que algo no encaja. Que la rueda de trabajo y consumo se ha vuelto insostenible. Que la mecanización, la automatización y la posterior robotización o informatización de los sistemas de producción conlleva inherentemente la reducción del trabajo humano a mínimos y que el cacareado sector servicios ya no es capaz de absorver lo que ha expulsado el primario y el secundario, y si además muchos servicios se vuelven casi gratuitos y los productos blandos como los programas informáticos los encuentras descargables, y si al final la red de comunicaciones se considera como un servicio público, y la cualificación es abundante en exceso, en fin, podríamos seguir por esta linea durante mucho tiempo. Vemos que el modelo del que venimos está lleno de arcaismos. Por ejemplo, el horario laboral de ocho horas solamente se sostiene por la lógica del beneficio. Satisfechas las necesidades básicas hasta la holgura, la busqueda del bienestar de las personas va por otros derroteros. Mucha gente quiere más tiempo libre, quiere practicar aficiones, disfrutar de la familia, son capaces de moverse buscando silencio o paisaje!!! La linea de avance que llevamos va a conducir al adelgazamiento del trabajo necesario a mínimos, quizás dos o tres horas por persona, y mucho de ese trabajo en investigación lenta, en depuración permanente del conocimiento (apuesto por una explosión de la matemática). Vamos hacia un mundo donde los patrones presentes se van a romper y habrá que adaptar la organización social y política a la nueva circunstacia y no a la inversa, que es lo que estamos haciendo ahora y por eso estamos en la estamos, y no ha llegado todavía. El concepto de recursos limitados puede acabar por difuminarse en un mundo ambientalmente responsable donde los intereses vayan en otra dirección. La finitud o no de los recursos es un problema materialista, no postmaterialista. La renuncia a determinadas cosas está avanzando en la sociedad, especialmente en las nórdicas. El minimalismo, no solo como estética, sino como medio de vida está en boga en estos paises. La calidad y la eficiencia no será un medio de sobrevivir en una tierra finita, es una necesidad íntima, personal, cada vez más demandada. España, con la purga de la crisis, se podría volver menos hortera y menos “nuevo rico”. 

Y este escenario, los servicios prestados a la sociedad, el libre uso, los derechos cedidos como el open source, lo público, lo comunal, lo patrimonial, será algo más que altruismo, no pertenecerá a esa dialéctica. Lo público se ha de ir desligando poco a poco de escuelas de pensamiento político. 

Estoy hablando no de la sociedad en su conjunto ni de todos los paises, estoy hablando de un sector social puntero, postindustrial, gente del cuarto pilar y determinadas familias de clases medias. Esto no es utopía ni visión new age. Esto está en la piel de la sociedad desde los años 70. Por supuesto, muchas son las fuerzas que se oponen a esto, muchos los intereses creados, las monarquías de la riqueza, las jerarquías reinantes, donde el sentido de la vida se situa en la distinción, en la posesión por la posesión y por la notoriedad, la neurosis y la enfermedad mental que conducen a la acumulación y la exhibición pornográfica de las posesiones. 

Una crisis grave o una guerra dimirirá, siempre fue así. Los grandes movimientos de la civilización, los virajes bruscos, se traducen a la sociedad como enfrentamientos de intenciones, vectores de energía contrarios en dirección o sentido, guerras y crisis.

Anuncios
14 comentarios leave one →
  1. marzo 8, 2009 5:59 pm

    Las tasas de paro que estamos contemplando son producto de la crisis económica que, como toda crisis, implica que hay cosas que serán distintas a como vienen siendo. Las causas de las crisis pueden ser muchas: cambios tecnológicos, guerras, fin de burbujas financieras, agotamiento de un sector, de un recurso, … En el ajuste a la nueva situación crecerá el paro y habrá recursos ociosos que no encuentran su mejor uso.

    No hay razón para pensar que el progreso tecnológico (inteligencia artificial, robots,…) conlleve paro masivo. Lo que conlleva es mayor productividad, a la vez que requiere mayor preparación por parte del trabajador. Sucederá que habrá trabajadores que no tengan preparación. Éstos se dedicarán a tareas intensivas en trabajo y tendrán una baja remuneración. La solución será más preparación para las nuevas cohortes de trabajadores y ayudas a los que se hayan quedado obsoletos y sean demasiado mayores para reciclarse.

    Las tasas de desempleo son menores, en general, en los países que aprovechan mejor el progreso técnico. Estas son las lecciones de la Historia. Desde la Revolución Industrial se viene hablando del desempleo masivo por culpa del progreso técnico y nunca ha ocurrido.

  2. slashizzy permalink
    marzo 8, 2009 7:30 pm

    Estoy de acuerdo con usted, pero intente imaginar una situación en la que la productividad es siempre creciente, y el empleo del factor trabajo (humano) como consecuencia de esta productividad es decreciente. Esto llevará a una situación en la que el peso del factor trabajo en el PIB será siempre decreciente, con todo lo que ello conlleva. Por mucho que los demás agentes o variables económicas se muevan en un sentido o en otro, no veo la manera de que el trabajo humano acabe siendo más que una anécdota.
    No estoy hablando de que esto vaya a producirse de la noche a la mañana, pero salvo desastre natural o desaparición de la civilización tal y como la conocemos, yo creo que la situación que se describe en la entrada es prácticamente inevitable.
    Ahora bien, lo que pase después…pues ni puta idea, oiga.

  3. ana maria parente permalink
    marzo 9, 2009 8:46 pm

    Es consecuencia de las crisis ,eso te demuestra que los avances sociales no existen .
    Impedir estos impresionantes paros y esa sensaciòn que el trabajo del hombre no vale nada TE LA DA LA AUSENCIA DE GENTE SOCIALISTA EN SERIO.
    Hoy en dìa los socialistas te”divierten”para que te olvides de estas situaciones apremiantes calumniando al papa y a todos los arzobispos y curas y haciendo juicios por sus violados derechos humanos.
    El trabajo del hombre es necesario ,aquì ni bien terminò nuestra crisis propia FLORECIERON LAS OFERTAS DE TRABAJO ,ahora por lògica no hay ofertas LOS ZURDOS MUTIS.

  4. ana maria parente permalink
    marzo 9, 2009 8:51 pm

    Jose Luis muy bueno tu comentario eso pasa ,pero fìjate que en estos paros provocados por sinverguenzas -porque eso son siempre las crisis-los que menos trabajan son los màs preparados.
    En argentina habìa ingenieros y arquitectos manejando taxis para salvar su patrimonio.

  5. ana maria parente permalink
    marzo 9, 2009 9:18 pm

    Leerás en Safe Democracy mis denuncias sobre la explotaciòn minera.
    Fíjate que en la crisis interna que tuvimos NOS HACIAN CREER QUE LA PRODUCCION MINERA NO IMPORTABA se cerraron minas de hierro ,quedaron abandonadas minas de oro y plata y los Andes-cordillera prolongadìsima en nuestro territorio-parecìan sin metales de ninguna clase.
    Ahora los capitales que RESERVARON la producciòn andina EXPLOTAN A ARSENICO PURO (por lógica sin tener que pagar salarios mineros).Para disimular sacan la producciòn (que seguro no paga impuestos) en buques pesqueros transformados en remolcadores de bandera chilena y son triangulados en puertos chilenos.
    Este tipo de explotaciòn ,sin necesidad de Green Peace,en este estado de civilizaciòn tendrìa que estar prohibida por lo tóxica y por las exigencias lògicas de una sociedad que requiere que se mantenga la ocupaciòn plena de sus habitantes.

  6. marzo 10, 2009 11:07 am

    Los que provocan las crisis pueden hacerlo por ser sinvergüenzas, por incompetencia o por falta de previsión sobre lo que se nos viene encima. Da igual la razón, las crisis las pagamos todos, algunos más que otros. Esto último es inevitable. Lo que es evitable es el comportamiento delictivo, la incompetencia y la falta de previsión.

    Permitir la extracción de un recurso del país haciendo pagar, no el coste real, sino sólo un soborno al gobernante de turno es delictivo por parte del gobernante y de la empresa. La regulación del sistema financiero en los casos de las savings and loans de los años ochenta en los USA y las subprime ahora son ejemplos de incompetencia por parte de la autoridad económica. No tomar precauciones para cuando termine el ciclo de la construcción de viviendas (algo de política industrial para juntar esfuerzos en los sectores productivos de futuro) es falta de previsión (e incompetencia).

  7. cambiosocialya permalink*
    marzo 10, 2009 11:23 am

    No no…pero es algo más que falta de previsión e incompetencia…es casi delito, o por lo menos una omisión inmoral.
    Si el gobernante miente sabiendo que miente, y causando enorme perjuicio a la sociedad en general por el simple hecho de querer ganar unas elecciones, lo que hace tiene un nombre, por muchos eufemismos que usted quiera usar.
    No defienda usted a los indefendibles, por favor.
    Y lo de que es delito tanto como para el gobernate como para la empresa, permítame un pequeño matiz. De acuerdo que es delito para ambos, pero es más delito para el gobernante, por el simple hecho de que la sociedad ha confiado en él para preservar el interés general. Las empresas van a lo que van, aunque por supuesto pueden tener actuaciones ilegales, pero que el gobernante, que se supone garante de la justicia, cometa un delito…usted me dirá.
    No pongamos a todos en el mismo nivel porque no lo están.

  8. marzo 10, 2009 5:20 pm

    No pensaba que estuviera defendiendo a nadie ni usando eufemismos ni poniendo niveles. Sólo quería aclarar que puede haber diversas razones y diversos grados de responsabilidad, habrá más. He puesto ejemplos de cada uno a título ilustrativo, pero pueden concurrir en un mismo hecho varias de las razones.

  9. slashizzy permalink
    marzo 10, 2009 7:03 pm

    Entonces sí, efectivamente, la hemos cagado en demasiados frentes, de ahí la gran crisis sistémica que estamos viviendo.

  10. Icebel permalink
    febrero 25, 2010 9:45 pm

    Je, je pues miraen España tenemos a los ingenieros en el puto paro, pero esto antes de que empezara la crisis, y la mayoria de las veces les pagan una M

  11. febrero 25, 2010 10:09 pm

    Sí…supongo que es lo único en lo que en España vamos por delante…jejeje

Trackbacks

  1. Trabajo desde internet
  2. Anónimo
  3. Hacia el fin del trabajo? - Page 3 - Burbuja Econmica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: